El superalimento que ayuda a prevenir el estreñimiento y las hemorroides

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, señala que el estreñimiento es la dificultad que tiene una persona para evacuar disminuyendo sus deposiciones, explicando que cuando son menos de tres a la semana se considera estreñimiento.

Aunque el autocuidado es la primera solución para contrarrestar esta afección, asistir a un centro médico no se puede invalidar, ya que se puede volver aguda y puede conllevar a más complicaciones.

Sin embargo, lo primero que se debe hacer para atajar el estreñimiento es el cambio de comidas, pues se considera que los alimentos ricos en azúcar, grasas trans y saturadas impiden el buen tránsito intestinal. A esto se suma la alta ingesta de sal, que no solo afecta el sistema digestivo, sino las paredes de los vasos sanguíneos y las arterias.

A la lista de soluciones para combatir el estreñimiento se encuentra el consumo de suficiente agua porque esta ablanda las heces facilitando su evacuación.

Los bebés también sufren de estreñimiento, por lo que ninguna persona está exenta a sufrirlo, más, sin embargo, se puede prevenir o reducir las probabilidades de su aparición, haciendo ejercicio y consumiendo laxantes.

En este último punto es importante moderar el consumo de estos porque pueden ser dañinos, incluso mortal una ingesta excesiva. Por ejemplo, productos que están compuestos de magnesio tienden a provocar estado de coma, colocando en riesgo la vida de una persona.

Por esto, algunos elementos pueden ser perjudiciales (laxantes) como: el glicerol, la lactulosa, el sulfato de magnesio, el aceite de ricino, la leche de magnesia, el aceite mineral y/o el fosfato de sodio, que desencadenan síntomas como los dolores estomacales, la diarrea, las heces con sangre, el mareo, entre otros.

En la aparición de las hemorroides destacan factores como el estilo de vida y la alimentación. – Foto: Getty Images

Otros de los signos que causan el uso inadecuado de estos productos son: vómitos, desmayos, y dificultad para respirar.

 

Hemorroides

 

La Clínica Mayo explica que las hemorroides “son venas hinchadas en el ano y la parte inferior del recto, similares a las venas varicosas”.

Las personas que las padecen alivian el dolor que les produce con remedios caseros, y otros, con el cambio de actividades en su rutina diaria. Los signos más comunes son: la irritación, la molestia, la hinchazón anal y el sangrado.

Aunque la entidad de ciencia y salud americana asegura que la causa principal se desconoce, existen algunas otras relacionadas con ellas como: la obesidad, el embarazo, una dieta baja en fibras, hacer esfuerzo al cargar algún objeto pesado, estreñimiento, entre otros.

Cabe aclarar que no todas las personas que tienen hemorroides necesitan cirugía, ya que existen otros procedimientos quirúrgicos que pueden ser valorados por cada médico, según el paciente. Por ejemplo, la hemorroidectomía o la hemorroidopexia, usada para las hemorroides internas.

Hemorroides
Foto referencia sobre hemorroides. – Foto: Getty Images/iStockphoto

Para prevenir las hemorroides, la Clínica Mayo sugiere:

  • Beber suficiente agua
  • Hacer ejercicio
  • No permanecer sentado por mucho tiempo en el baño

También consumir alimentos ricos en fibra -alivian los dolores-, como los espárragos, que según Mejor con Salud, al tener propiedades diuréticas, combaten el estreñimiento, mejorando el tránsito intestinal y la retención de líquidos.

 

Los espárragos

 

Como se mencionó, los espárragos tienen un efecto diurético, asimismo funcionan como laxantes por lo que tiene la capacidad mitigar el desarrollo de afecciones como las hemorroides y el estreñimiento.

Además, al estar compuesto de antioxidantes pueden ser útiles para mejorar el aspecto de la piel, ya que tienen como función bloquear los radicales libres que dañan las células de la piel.

El sitio web mencionado asegura que los espárragos pueden contrarrestar infecciones virales como lo son las gripes y los resfriados, gracias a que sus componentes favorecen el sistema inmune.

 

Fuente: lasemana.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *