Catania

Diplomacia, juegos de guerra y economía en la antigua Grecia

Opinión 31 de enero de 2022 Por Mariano Nava Contreras

diplomacia

La palabra “diplomacia” viene, cómo no, del griego. Procede del término díplôma, que designa a algo, previsiblemente un documento, que ha sido “doblado en dos partes”. Algo diplóos era algo “doblado”, por tanto “duplicado”, “repetido”. Aplicado a las personas, se decía de alguien “doble”, “de dos caras”, y por tanto “hipócrita”. Un díplôma es, pues, un documento doblado por la mitad. Pese a que el término remite a una imagen tan simple, tenemos que tomar en cuenta que el papiro no era un elemento accesible al común de las personas, y que su posesión suponía en el portador cierto grado de importancia. Sobre todo si se trataba de cartas de recomendación o de cartas oficiales. En efecto, en un lugar como la antigua Grecia, donde viajar era tremendamente peligroso, un díplôma garantizaba al portador ciertas garantías de seguridad. En Roma la palabra ya designa a todo documento oficial. Aparece en dos cartas de Cicerón (Att. 10.17.4 y Fam. 6.12.3) significando directamente “pasaporte”. En el siglo XVIII es posible encontrar la expresión corps diplomatique para designar a los funcionarios encargados de la política exterior francesa, y en 1796 aparece por primera vez diplomacy, usada por el filósofo inglés Edmund Burke.

 

Seguir leyendo

 

Prodavinci

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas