Catania

Enjambres de drones cosechan manzanas eligiendo automáticamente las que estén maduras

Ciencia/Tecnología 03 de febrero de 2022 Por Matía S. Zavia
Una empresa israelí los alquila como una solución para sustituir a los jornaleros

En un mundo en el que cada vez hay más demanda de fruta y menos jornaleros dispuestos a aceptar los bajos salarios del sector, una empresa israelí propone usar enjambres de drones autónomos para recolectar la cosecha.

Tevel se vende sin tapujos como una solución tecnológica para ahorrar costes a los fruticultores, dejando de pagar los salarios, el transporte, la vivienda y los visados de los trabajadores de temporada.


Según la compañía, la escasez de recolectores hace que más del 10% de las frutas de todo el mundo (el equivalente al consumo anual de la Unión Europea) no se coseche. La recolección de fruta es, al fin y al cabo, un trabajo mal pagado, estacional, repetitivo y con pocas perspectivas de progreso.

Aquí es donde entran en juego los robots. En este caso, enjambres de drones programados para detectar y clasificar fruta, como las manzanas, por su tamaño y madurez. Muchas de las tecnologías que implementan estos drones son un estándar de la industria: algoritmos para evitar obstáculos, calcular la trayectoria y mantener el equilibrio, así como algoritmos de visión por computadora entrenados con inteligencia artificial para seleccionar la fruta. Pero estos drones también están equipados con brazos robóticos para cosechar la fruta de los árboles y soltarla en un espacio designado.

Los drones, que pueden alquilarse a Tevel para cada cosecha, están conectados por cable a un robot central que sirve como fuente de alimentación, así como a la nube, para que el agricultor pueda gestionarlos con una aplicación web.

La compañía realizó una prueba piloto en un manzanar de la empresa italiana Rivoira. “Trabajamos sin parar durante cinco semanas. Todas las noches, había dos contenedores, uno de nuestro lado y otro del lado de los recolectores manuales”, dijo Yaniv Maor, el fundador de Tevel. “Hacia la mitad del piloto, éramos incluso mejores que los recolectores humanos”.

 

Fuente Gizmodo.com

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas