Catania

Hotel Meliá Caracas fue vendido a propietario de cadena Traki

Economía 09 de marzo de 2022 Por Banca y Negocios
Las marcas que sobreviven en el segmento viven de los eventos y las promociones dolarizadas para turistas locales, básicamente, porque Venezuela permanece bloqueada para destinos de alto valor turístico. Y la pandemia terminó de hundir ambas fuentes de ingresos.

GranMeliaCaracas

El propietario de las cadenas de tiendas Traki y Tío Ammi, Antonio Chambras, habría adquirido al hotel Meliá Caracas de Sabana Grande por un valor de 50 millones de dólares, ya que la cadena de hospedajes española tenía la intención de salir de este activo hace mucho tiempo.

El hotel tiene 430 habitaciones, 236 apartamentos, 28 salones de convenciones y tres espacios para restaurantes. La intención de la venta sería liberar recursos e invertir en un nuevo hospedaje de la cadena, ubicado en la urbanización La Castellana.

De acuerdo con la información publicada en la web especializada en Mercadeo de la revista Producto, es inferior a 50% desde 2016 y las instalaciones presentan un importante nivel de deterioro. La relación entre las partes tiene tiempo, ya que el estacionamiento del Meliá Caracas es usado por los clientes de la hipertienda de Traki que queda exactamente al lado.

Fuentes turísticas consultadas por Banca y Negocios indican que no pueden confirmar el negocio, pero reconocen que el precio es «muy bueno» por la calidad de la infraestructura, más allá de su deterioro. Estas fuentes indican que la situación del sector de hospedaje en el país es crítica y la ubicación del establecimiento de la corporación española no era la mejor para un espacio cinco estrellas.

En cambio, las tiendas Traki es uno de los negocios comerciales de mayor crecimiento en el país en los últimos años. Refleja Producto que esta red tiene 41 locales, distribuidos en 17 estados de la república, y señala que la «hiper» de Sabana Grande genera 30% de las ventas del grupo. La otra cadena, Tío Ammi, tiene un formato dirigido a un público objetivo de más bajo ingreso y cuenta con seis establecimientos, cuatro en Caracas, una en Aragua y otra en Valencia.

Las fuentes del sector turístico consultadas por ByN indican que la cadena Meliá, efectivamente, ha considerado varias ofertas, porque el hotel aparentemente operaba a pérdida y su principal cliente era el Estado venezolano, aunque la actividad y la ocupación por parte de organismos públicos ha bajado dramáticamente en los últimos dos años, por el efecto paralizante de la pandemia.

Un ejecutivo hotelero conocedor del sector dijo que el Meliá ha podido venderse hace dos años en más de 100 millones de dólares, pero no había demasiados interesados.

Hay que recordar, por ejemplo, que la cadena estadounidense InterContinental dejó a uno de sus hoteles emblemáticos, el Tamanaco de Caracas, en agosto del año pasado, debido a las malas condiciones de la infraestructura y el incumplimiento de los estándares de servicio de la operadora multinacional.

El sector de hoteles cinco estrella ha sido «tremendamente afectado» dicen fuentes del sector, porque estos establecimientos dependían del flujo de viajes corporativos que se redujo a mínimos por las sanciones internacionales y la crisis económica del país, de manera que el tamaño del mercado con una demanda baja ya no da para la existencia de un número muy elevado de grandes hoteles.

Las marcas que sobreviven en el segmento viven de los eventos y las promociones dolarizadas para turistas locales, básicamente, porque Venezuela permanece bloqueada para destinos de alto valor turístico. Y la pandemia terminó de hundir ambas fuentes de ingresos.

 

Banca y Negocios

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas