Catania

¿Un camino hacia la cura de la enfermedad de Parkinson?

Ciencia/Tecnología 10 de marzo de 2022 Por Noticias de Ciencia y Tecnología NCYT
Estudiar las células nerviosas humanas es difícil, pero el equipo de Li pudo utilizar células humanas que transformó en células madre y luego modificó para convertirlas en células nerviosas con el trastorno genético causante de un tipo concreto de paraplejia espástica hereditaria.

Unos científicos han obtenido resultados prometedores en su búsqueda de un tratamiento capaz de parar el proceso de degeneración de células nerviosas que se da en algunas enfermedades como la de Parkinson o la paraplejia espástica hereditaria, y revertir daños causados por esas dolencias.

El equipo de Xue-Jun Li, de la Universidad de Illinois en Chicago, Estados Unidos, estudió cómo los largos axones que transportan los mensajes entre las células nerviosas del cerebro pueden romperse. En enfermedades como las citadas, la ruptura de una cantidad lo bastante grande de axones provoca, entre otras cosas, una tirantez cada vez mayor de los músculos de las piernas, lo que conduce a una pérdida de equilibrio que dificulta el andar y, finalmente, a la parálisis, además de otros síntomas.

 

Investigaciones anteriores, en las cuales se utilizaron modelos animales para estudiar las causas de la degradación de las células nerviosas que conduce a la ruptura de axones, mostraron que puede tratarse de un problema con las mitocondrias, las “centrales eléctricas” que energizan a las células. Un suministro energético inadecuado de las mitocondrias hace que los axones se rompan o no crezcan lo suficiente.

 

Estudiar las células nerviosas humanas es difícil, pero el equipo de Li pudo utilizar células humanas que transformó en células madre y luego modificó para convertirlas en células nerviosas con el trastorno genético causante de un tipo concreto de paraplejia espástica hereditaria.

 

Los autores del estudio descubrieron que las mitocondrias de estas células estaban sufriendo lo que se conoce como fisión mitocondrial, que hace que los axones sean más cortos y menos eficaces a la hora de transportar mensajes al cerebro. Entonces se buscó si algún compuesto podía cambiar el funcionamiento de las células nerviosas, y así fue. La sustancia, un péptido, inhibió la fisión mitocondrial y permitió que las células nerviosas crecieran con normalidad, además de impedir nuevos daños.

Si el péptido es capaz de hacer en los pacientes de estas dolencias el trabajo que ha hecho en los experimentos con células y no tiene efectos secundarios excesivos, las personas afectadas podrían ver cesar el avance de su enfermedad y revertirse daños provocados por ella.

 

El estudio se titula “Inhibiting mitochondrial fission rescues degeneration in hereditary spastic paraplegia neurons”. Y se ha publicado en la revista académica Brain.

(Fuente: NCYT de Amazings)

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas