Catania

Hay que romper la comunicación colonial

Nacionales 18 de marzo de 2022 Por Karina Depablos
Para la titular del Ministerio de Ciencia, es un ejercicio profundo de conciencia revisar y debatir la comunicación científica venezolana y del mundo porque es netamente patriarcal, se basa en la guerra del ser humano contra la naturaleza.

MCT1
Prensa Mincyt/Karina Depablos.- La ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez-Ramírez, aseguró que, en Venezuela, se debe promover la comunicación como un ejercicio profundamente identificado con la cosmovisión, las comunidades de saberes y vida, la identidad, la herencia del pueblo y el sentipensar del hombre y la mujer.

Durante un encuentro con los estudiantes de la Universidad Internacional de la Comunicación, Jiménez-Ramírez expresó que a la comunicación de dominación, la colonial, la ciencia moderna le ha quedado perfecta porque construye formatos, esquemas y roles que niegan lo que somos, compartimentan el saber y justifican la irracionalidad de un modelo que hoy mantiene en franco deterioro la vida en el planeta.

“La Revolución Bolivariana, con sus múltiples formas de organización, innova en esta materia y en cómo nos comunicamos porque promueve el encuentro y la construcción de comunidad; nosotros comunalizamos la comunicación y el desafío que tenemos es cómo comunicarnos para fortalecer el tejido comunitario. Debemos construir una comunicación otra y una ciencia otra para la comunalización de los procesos que estamos empujando como modos de resistencia para construir bienestar colectivo”, subrayó.

Para la titular del Ministerio de Ciencia, es un ejercicio profundo de conciencia revisar y debatir la comunicación científica venezolana y del mundo porque es netamente patriarcal, se basa en la guerra del ser humano contra la naturaleza y replica nuevamente una forma de dominación y un modo de concebir el conocimiento para la individualidad.

“La comunicación colonial va silenciando los cantos de los pueblos, su mirada, sus sabores, por una modernidad de un mundo global. Nosotros rescatamos en la ciencia otra y en la comunicación liberadora para la emancipación: la diversidad, las minorías, los colores, la estética, la historia y vemos hacia adentro. Nosotros comprendimos y aprendimos con el comandante (Hugo) Chávez y decimos con el presidente Nicolás Maduro que el ejercicio de la comunicación es para la ecología de los saberes”, enfatizó.

 La seducción de las TI

La ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez-Ramírez, aseveró que las tecnologías de la información (TI) se han convertido en herramientas de acercamiento, transformación y concepción del mundo. Sin embargo, acotó que no permiten crear comunidades sino que fomenta la deshumanización con una velocidad impresionante.

“La telefonía móvil y las redes sociales son herramientas extraordinarias; seducen a cualquiera igual como seduce la mirada en un microscopio electrónico. Uno se queda viendo este mundo  fascinado. La comunicación nuestra para la resistencia es desde la comunidad, desde esa visión de todos nosotros.  Si no estamos lo suficientemente conscientes de la realidad que vivimos quedas atrapado en los likes, en los seguidores, en el culto al ego, a la individualidad y a las noticias que, entre comillas, nos pueden narrar”, manifestó.

“Debemos decolonizar las formas y los procesos que generan conocimientos, también decolonizar las formas y los procesos de la producción, del poder, del saber, de lo social y las relaciones humanas. Y esto es fundamental, las ciencias otras nos deben servir para esto y las herramientas tecnológicas también. Tenemos que contrastar la realidad y saberla interpretar en el ejercicio de la comunicación con metodología propia, auténtica, bolivariana, chavista, antiimperialista. Hay otros principios de vida”, resaltó.

De acuerdo con la ministra, en el mundo de la transformación digital deben existir los principios éticos de transparencia, equidad, justicia, pero auditables, sin sesgos, ni de género, religión o inclinación política, con el objetivo de la convivencia necesaria para el buen vivir.

“Las medidas coercitivas unilaterales están generando condiciones que limitan el acceso a las tecnologías de la información y atentan contra nuestros derechos a la comunicación, a la educación y a la ciencia. En la era de la transformación digital tenemos que atender la brecha y entender el derecho a no ser digital. Las TI y la comunicación van a una velocidad que evidentemente no promueven el hecho de comunidad, sino que promueven los actos individuales de creación y patentan los conocimientos. Además, alimentan la ecuación del egoísmo porque allí hay mercado”, declaró.

En este sentido, la ministra Gabriela Jiménez-Ramírez invitó a los estudiantes a trabajar por una comunicación liberadora, de resistencia, de acercamiento a la raíz del pueblo venezolano.

“El ejercicio de la comunicación venezolana y revolucionaria debe narrar y defender la verdad del pueblo, de todos los pueblos. Nosotros debemos contar nuestra verdad, otra forma de convivir; es otra forma de caminar, otra forma de mantenernos de pie. Los desafíos nuestros son desmontar los procesos de la comunicación dominante y construir un espacio abierto de formación para la comunicación y la verdad. La comunicación es indispensable y tienen una tarea de largo aliento: formar a otros. Deben acompañarnos en los ministerios de todas las formas, en críticas, en la construcción de políticas para que le llegue a todos y a todas”, puntualizó.

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas