Catania

Edgar Perdomo: ¡Danny Pascali, extorsionado vía internet!

Nacionales 01 de abril de 2022 Por Edgar Perdomo Arzola
Una vez que se ha identificado un contenido que puede afectar nuestra reputación, en este caso se debería considerar si realmente tiene repercusiones legales. En los casos de difamación, calumnia o injuria, es necesario preservar las pruebas para acciones futuras.
Dpto de justicia

“Ante el extorsionador vía internet. Mantén la calma. No te dejes dominar por el impacto emocional, y valora la situación, recuerda que los extorsionadores quieren que te dejes llevar por el miedo”. Fin de la cita. Anónimo.

 

Danny José Pascali Romero, CI: 9.819.584, y domiciliado en Lechería Anzoátegui Venezuela en el año 2021, fue victima de difamación, extorsion, detención, e injuria, producto  de una falsa acusación de haber cometido el delito de extorsión agravada, asociación para delinquir, y simulación de hecho punible. Quien hoy guarda las evidencias, de la  decisión del sobreseimiento que apoya su caso, donde se decide que no cometió ningún delito. Signado en los expedientes de fecha 25 de agosto de 2021: BP01-P-2021-000061, BP01-000068, BP01-2021-000074. Del Tribunal Penal de Primera Instancia Estadales y Municipales en funciones de control, de Barcelona en la circunscripción judicial del Estado Anzoátegui. Cuya caso fue sobreseído por el juzgado de control numero 2,  de la ciudad de Barcelona Estado Anzoátegui, donde consta que dicho ciudadano no cometió ningún delito, como reza en esa sentencia firme, y definitiva, declarándolo completamente inocente de esas falsas acusaciones.

Este caso lo traigo a colación cuando me encontré al amigo Danny, y me comentó la tragedia que vivió, junto a su esposa, hijos, y demás familiares. Por los comentarios difamatorios,  que se empezaron a publicar en internet, y las redes sociales, con la intención de extorsionarlo, y someterlo al escarnio publico, siendo también victima hasta ahora de los pranes que extorsionan, desde los distintos penales del país, así como en aquel momento cuando estuvo detenido, lo intimidaban con la extorsión en las redes sociales, sino no le pagaba a unas paginas web para dejarlo tranquilo, que se dedican a extorsionar a personas honorables, trabajadoras, y sobre todo al señalado Danny Pascali, victima de la envidia, y retaliaciones personales,  por tener unos de los centros comerciales mas prósperos de Lechería, en el Estado venezolano de Anzoátegui.                                                                                                          

Este caso lo hago del conocimiento de la opinión pública, del TSJ, del Fiscal General de la República, y de los Organismos  de Seguridad del Estado que luchan contra el secuestro, y la extorsión, para qué estos delitos, en contra de empresarios progresistas en el futuro, no se vuelvan a repetir. De cómo se puede perjudicar seriamente a una persona, esposas, hijos, y familias enteras,  y hacer colapsar un negocio.                                           

Hoy millones de personas en Venezuela, ven como ciertas páginas  web, se han convertido en una selva del delito, en la que reina la anarquía, el chantaje, la extorsión, y la difamación continua, y agravada. Esto hace sentir indefenso e impotentes a los empresarios jóvenes, y de bien como Danny José Pascali Romero. Pero, gracias a Dios  según el criterio de la juez segunda de control, la cual llevaban la causa, y los fiscales expertos, en este caso, determinaron que no hubo delito, y eso no fue así, la falsa acusación incoada en su contra, con el sobreseimiento de su causa, la cual quedó firme de que no cometió ningún delito. Quien con mucha valentía junto a sus abogados defensores, hizo valer su inocencia, de no hacerse sentir difamado, con el fin de extorsionarlo, por las paginas web dedicadas a llevar a cabo este tipo de delitos, muchas contratadas, por personas inescrupulosas, para dilucidar hasta problemas legales.

Danny Pascali,  propietario de empresas de servicios, y centros comerciales en Anzoátegui, se muestra optimista,  de que Google, haya decidido retirar a varios de esos portales extorsivos después de elevar su reclamo ante esa empresa, y que hoy se vuelve hacer, en donde el era acusado de ser un delincuente,  poseer aviones para trabajos sucios, fotos al desnudo, y cuanta porquería,  a estos desalmados se les ocurriera publicar, y así extorsionarlo, ya que estos epítetos falsos, son considerados por esa empresa como unos Fake News.                                                                                  

Danny Pascali  como afectado ha visto que el gigante de internet Google ha decidido  retirar, y cerrar varias de esas páginas, que lo intentaban extorsionar con falsos comentarios sobre inexistentes delitos. 

En este caso, los abogados de Danny, y el mismo, han  tomado  la decisión de dirigirse al director de Comunicación, y Asuntos Públicos para América Latina de Google, para que estas páginas extorsivas sean eliminadas.

Hoy ante tantos delitos que se cometen en la Web, cada uno  de los contenidos  que se publican tienen unas reglas de uso. Son políticas que están estableciendo  para ver si lo que se dice es cierto, y que  realmente entra en lo que considera Google, que se permite que entre en su sitio. 

Ya que tienen sitios donde está la opción para que, los usuarios, puedan denunciar contenidos que pueden afectarlos. Cada uno tiene políticas muy claras sobre los contenidos que se permiten. Cuando se hacen llegar denuncias, por ejemplo, como videos en YouTube, que son discriminatorios, ofensivos, y falsos, y que atentan contra la moral, y las buenas costumbres,  inmediatamente los eliminan.

Hoy en Venezuela el CICPC, cuentan con una unidad de cibercriminal, para atender a ciudadanos que se sientan afectados por contenidos publicados en internet. Como la famosa extorsión de mostrar fotos, y videos al desnudo, con el fin de extorsionar a muchas jovencitas, cuyos padres, son empresarios, y  tienen recursos económicos.

La primera acepción de la palabra "difamar" del Diccionario de la Real Academia Española es: "Desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, publicando algo contra su buena opinión, y fama".                        ¿Qué pasa cuando el escenario de una difamación es el mundo virtual?

La difamación es un delito, y como tal debe ser perseguido, y castigado.

Hoy la Fiscalía General de la República de Venezuela, cuando un caso es realmente grave, debe actuar e identificar al autor que, aunque sea complejo, rara vez es que sea imposible sancionarlo.

Hoy en Venezuela es un hábito monitorear las falsedades que se dicen en internet sobre personas, donde se extorsiona hasta con fotos íntimas de ex parejas. Por eso es muy importante estar vigilantes para hacer frente a cualquier mención que pueda afectar nuestro honor, como el que hoy hace del conocimiento de la opinión publica nacional, e internacional, el amigo Danny Pascali.

El suscrito por ejemplo utiliza una herramienta gratuita, como lo son las Alertas de Google. Este servicio advierte sobre la inclusión de contenidos en la web, como noticias, blogs, debates, libros, donde se me nombra en cualquier parte del mundo por ser una persona publica. Las alertas se producen en tiempo real,  y me son enviadas a mi correo electrónico o a través de RSS.

Una vez que se ha identificado un contenido que puede afectar nuestra reputación, en este caso se debería considerar si realmente tiene repercusiones legales. En los casos de difamación, calumnia o injuria, es necesario preservar las pruebas para acciones futuras.

Los expertos en la materia consultados sostienen: que el delito de extorsión busca que la víctima movida por el chantaje, y la  intimidación ejercida efectúe un desplazamiento patrimonial. El cual viene comprendido dentro de los delitos contra el patrimonio, y el orden socioeconómico de la victima elegida como lo es el caso de Danny. El delito de extorsión, es el que, con ánimo de lucro, obligare a otro, con chantaje o intimidación, a realizar un acto o negocio  en perjuicio de su patrimonio.

Por intimidación hay que entender el anuncio de un mal inmediato, grave, y posible, susceptible de inspirar miedo, que no se limita sólo al empleo de medios físicos o uso de armas, sino que bastan palabras o actitudes conminatorias o amenazantes, idóneas según las circunstancias de la persona intimidada.

Postscriptum: Los links de las paginas, y que de “noticias”, donde todas son falsas, las mantenemos en reserva, y las daremos a conocer después de las decisiones que tome Google, de las cuales algunas no han sido cerradas, porque se han mantenido en silencio, y borrando esas falsas acusaciones de carácter delictual, y extorsivas.

[email protected] 

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas