alfayaracuy Alfayaracuy

Catania

Danny Pascali: ¡Gracias Alfayaracuy, por la aclaratoria de mi caso!

Opinión 05/04/2022 Danny José Pascali Romero - [email protected]

Quiero agradecer de antemano al Medio de Comunicación Popular  y Alternativo Alfayaracuy , por publicar un artículo donde se alega mi inocencia, determinada por los Tribunales de la República Bolivariana de Venezuela escrito por Edgar Perdomo Arzola  https://alfayaracuy.com/contenido/12189/edgar-perdomo-anzoategui-danny-pascali-extorsionado-via-internet  el  01/04/2022.                                                                                                                                  

Sabemos que las redes sociales nos han dado la posibilidad de expresar nuestras opiniones libremente, y publicar lo que queramos sobre nuestras vidas, quehaceres diarios, la situación política, económica, social, y cultural del país.  Incluso la posibilidad de opinar sobre personas que nunca hemos visto, ni veremos en nuestra vida, donde se sepa lo que hagamos, sentimos, y pensamos diariamente desde que sale el sol.                               

Pero al mismo tiempo  las redes sociales al igual que cualquier  página web, medios de comunicación, escritos, radio, y televisión, están reglamentadas por leyes, que definitivamente han empezado a ser aplicadas, tanto en Venezuela, como en otros países.

Muchos de los comentarios agresivos, insultantes,  difamatorios, y de carácter extorsivo, que se hicieron en mi contra durante todo el año 2021,  en ciertas y determinadas  redes sociales, los que piensan que el derecho a la libertad de expresión, está por encima de cualquier otro derecho de un ciudadano indefenso, están muy equivocados. El derecho a la libertad de expresión en Venezuela, es muy distinto a la injuria, la calumnia, la difamación, y la extorción, como lo fue en mi caso.

De acuerdo con expertos en la materia consultados sobre mi caso; el Ordenamiento Jurídico, la  libertad de expresión es: el derecho de un  individuo a exponer libremente sus pensamientos, y opiniones sin sujetarse a previa autorización o censura. A diferencia de la libertad de pensamiento, y opinión de la que es consecuencia, que constituye un derecho absoluto, la libre expresión al menos está regulada por las leyes venezolanas, para que no afecte a los derechos de los demás, ni al orden público, de ahí que las Constituciones, y Declaraciones internacionales, a la vez que reconocen el derecho a la expresión, también han  fijado sus límites….El límite de las libertades reconocidas se encuentra en el respeto a los derechos fundamentales, y las leyes que las desarrollan, en particular el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen, y a la protección de la familia.

Opinión, información o noticias falsas,  no pueden ser cualquier juicio que queramos emitir sobre cualquier ciudadano.                                                                                                             

Una explicación sencilla de la definición de opinión, noticias, e informaciones, según los expertos jurisconsultos son las siguientes: “donde nuestras inclinaciones personales, políticas, económicas, religiosas, culturales, y sociales, así como gustos, y apetencias las podemos expresar a través de la opinión, sin difamar, injuriar, y menos extorsionar, como fue lo sucedido en mi caso. Y que fue resuelto por el juzgado de control numero dos de Barcelona Estado Anzoátegui con el sobreseimiento de mi causa, de que no cometí ningún tipo de delito, según los expedientes: BP01-P-2021-000061, BP01-P-2021-000068, BP01-P-2021-000074. De fecha 25 de agosto del 2021. Donde se declara mi inocencia absoluta. 

La definición de difamación es entendida según los expertos: “en desacreditar a alguien a través de la difusión de información que resulte contraria a su reputación o buena fama, y la envidia, como lo fue en mi caso….la difamación tiene la intención de dañar a una persona a partir de una acusación falsa. El objetivo es que dicha difamación afecte la dignidad o el honor de la persona, su actividad económica, y su familia, desacreditándolo, ante la opinión publica nacional e internacional”.

La  calumnia es considerada: “Como la acción que realiza toda persona inculpando a otra de haber cometido un delito, sabiendo que es mentira o con un desprecio absoluto hacia la verdad. En este caso, el individuo que la lleva a cabo puede enfrentarse a penas de cárcel”. Por lo cual me reservo en el futuro acciones legales.

La  injuria es: “la expresión como la acción que alguien realiza menoscabando o lesionando gravemente la dignidad, y la fama de otra persona, llegando incluso a atentar contra lo que sería su propia estimación, y credibilidad, como las paginas web, que lesionaron mi honor”.

En otras palabras, mi opinión es que no cedí a la extorsión, de esas páginas web, porque no cometí ningún delito: esa fue mi opinión, en aquel momento. Se me calumnió cuando se me tildó públicamente de estafador, robo, actos sexuales indecorosos, extorsión agravada, asociación para delinquir, y simulación de hecho punible,  o cualquier otro delito basado en opiniones falsas, y no en pruebas, cosas estas desestimadas por el tribunal de la causa con la decisión del sobreseimiento de mi persona, declarando mi total, y absoluta inocencia.

La difamación, la calumnia y la injuria son figuras tipificadas en las leyes de la República Bolivariana de Venezuela,  y se extienden a los comentarios publicados en las redes sociales.                                                                                            

El carácter preferente de las libertades de expresión, información y de prensa no significa, sin embargo, que estos derechos sean absolutos y carezcan de límites.La difamación, la injuria y la calumnia atentan contra los derechos fundamentales del individuo.

De esos delitos tipificados, y castigables, los más comunes son los que conforman la difamación: la injuria, y la calumnia. De hecho, en el marco actual de las leyes nacionales e internacionales, que regulan el sector de la comunicación masiva de Internet, quien propague calumnias e injurias contra una persona puede ser llevado a juicio, y de ser hallado responsable, hasta podría ser sancionado o castigado.  Las personas que se extralimitan en las redes sociales, también ignoran que aun cuando existen nuevas disposiciones legales, estas realmente son las mismas leyes penales ya instituidas; pero con el agregado de que, esta vez, a tales delitos se les considera agravantes cuando el medio de propagación empleado como plataforma para difundirlas, haya sido las redes sociales. De igual modo, nuestro Código Penal incluye, ampliando el abanico de los responsables, hasta quienes en calidad de terceros, y siendo conscientes del daño que ocasionan, se hacen eco de las difamaciones.

Estos pocos ejemplos pueden dar una idea de la seriedad de las consecuencias de usar las redes sociales para desprestigiar, difamar, calumniar o injuriar una persona.

La diferencia entre noticia falsa,  y calumnia es la emisión de un juicio que puede afectar la buena imagen, el nombre o la fama de una persona, de acuerdo con las definiciones anteriormente dadas.  Como profesionales, como padres y como seres humanos, todos dependemos del nombre que creamos durante largos años para conseguir un trabajo, un préstamo en el banco, hacer crecer nuestro negocio, y educar a nuestros hijos guiándolos por el camino del bien en esta vida.Todos tenemos  el derecho de opinar, y decir lo que pensamos, pero con respeto, basados en hechos, y dentro del margen de la ley, de lo contrario estamos sujetos a que el peso de la ley recaiga sobre nosotros.

 

Dpto de justiciaEdgar Perdomo: ¡Danny Pascali, extorsionado vía internet!

 

[email protected] 

Funeraria Jardines de San Felipe

Funeraria Jardines de San Felipe

Te puede interesar

Dpto de justicia

Edgar Perdomo: ¡Danny Pascali, extorsionado vía internet!

Edgar Perdomo Arzola
Nacionales 01/04/2022

Una vez que se ha identificado un contenido que puede afectar nuestra reputación, en este caso se debería considerar si realmente tiene repercusiones legales. En los casos de difamación, calumnia o injuria, es necesario preservar las pruebas para acciones futuras.

Boletín

Suscríbete al boletín de noticias para recibir las ultimas novedades en tu correo