Catania

¿Recibiste un mensaje de texto de ti mismo? No eres el único

Curiosidades 15 de abril de 2022 Por Brian X. Chen - NYT
Mensajesolo
Mensajesolo

Los mensajes de texto basura están aumentando. Ahora los estafadores te envían textos que parecen generarse en tu propio teléfono. Así puedes protegerte.

 

Hace unas semanas, me desperté para encontrar un mensaje de texto en mi teléfono inteligente enviado muy temprano por la mañana. No era de mi editor ni de algún amigo necesitado en una zona horaria diferente. Era un mensaje de mí mismo.

“Mensaje Gratis: Tu factura de marzo está pagada. Gracias, este es un pequeño obsequio para ti”, decía el texto de mi propio número de teléfono, apuntándome a un enlace web.

En el último mes, he recibido un puñado de esos textos. En los foros en línea, muchos clientes de Verizon han reportado la misma experiencia.

Para mí era claro lo que sucedía. Un grupo de estafadores había utilizado herramientas de internet para manipular redes telefónicas y mandarme mensajes desde un número del que en realidad no estaban enviando esos mensajes. Es el mismo método que utilizan las robollamadas para “suplantar” las llamadas telefónicas y que parezcan que provienen de alguien auténtico, como un vecino. Si hubiera cliqueado en el enlace web, lo más probable es que me hubieran solicitado alguna información personal, como un número de tarjeta de crédito, que un estafador podría usar para cometer fraude.

Los consumidores tienen años lidiando con el spam de teléfonos celulares, principalmente en forma de llamadas automáticas con estafadores que llaman de manera incesante para dejar mensajes fraudulentos sobre pagos atrasados de préstamos estudiantiles, auditorías del Servicio de Impuestos Internos y garantías vencidas de automóviles.

El fraude en la telefonía celular recién hace poco se ha desplazado más hacia los mensajes de texto, afirman los expertos. Los mensajes de texto no deseados de todo tipo de números de teléfono —y no solo del tuyo propio— están en aumento. En marzo se enviaron 11.600 millones de mensajes fraudulentos en las redes celulares estadounidenses, un 30 por ciento más que en febrero. Eso superó a las robollamadas, que aumentaron un 20 por ciento durante el mismo período, según un análisis de Teltech, una empresa que hace herramientas antispam para teléfonos.

Verizon confirmó que estaba investigando la situación. El 4 de abril afirmó que había solucionado el problema. “Hemos bloqueado la fuente de la reciente estafa de mensajería de texto en el que actores maliciosos enviaban mensajes de texto fraudulentos a clientes de Verizon que parecían provenir del propio número del destinatario”, aseguró Adria Tomaszewski, portavoz de Verizon.

Representantes de AT&T y T-Mobile afirmaron que no habían visto ese problema. Pero el spam de mensajes de texto afecta a todos los suscriptores celulares, y los proveedores ahora ofrecen recursos en línea para que las personas aprendan a protegerse y a denunciar los mensaje basura.

Las estafas por mensajes de texto varían ampliamente, pero por lo general buscan que reveles tus datos personales con mensajes disfrazados de actualizaciones de seguimiento de entregas de paquetes falsos, o información sobre productos de salud y banca en línea. Su ascenso ha sido impulsado en parte por el hecho de que los mensajes son demasiado fáciles de enviar, aseguró Teltech. Además, los esfuerzos de toda la industria y del gobierno de Estados Unidos para tomar medidas enérgicas contra las robollamadas podría estar presionando a los estafadores a moverse hacia los mensajes de texto.

“Los estafadores siempre están buscando la próxima gran tendencia”, afirmó Giulia Porter, vicepresidenta de Teltech. “Los mensajes de texto no deseados están aumentando a un ritmo mucho más drástico que las llamadas no deseadas”.

A continuación, lo que debes tener en cuenta con las estafas de mensajes de texto, y las medidas que puedes tomar.

¿Cómo son los mensajes de texto no deseados?


Por mucho, la estafa de mensaje de texto más común es el mensaje que se hace pasar por una empresa que ofrece una actualización del estatus de envío de un paquete, como UPS, FedEx o Amazon, según Teltech.

En semanas recientes recibí mensajes que decían que no se había podido entregar a mi domicilio un televisor Samsung (un artículo costoso destinado a llamar mi atención). Otro me vendía una crema antienvejecimiento para la piel. Otro mensaje promocionaba los beneficios de un producto que curaba la niebla mental.

Pon atención a estas señales que evidencian que el mensaje de texto es fraudulento:

Los mensajes de texto fraudulentos por lo general provienen de números de teléfono que tienen 10 dígitos o más. Las entidades comerciales legítimas generalmente envían mensajes desde números de cuatro, cinco o seis dígitos.


El mensaje contiene palabras mal escritas con la intención de eludir los filtros de “spam” de los proveedores de servicios celulares.


Los enlaces en un mensaje de texto de estafa a menudo se ven raros. En lugar de un enlace web tradicional como “www.nombredelsitioweb.com”, son enlaces web que contienen oraciones o frases, como pierdekilosketo.com. Esta práctica, llamada enmascaramiento de URL, utiliza vínculos web falsos que te dirigen a una dirección web diferente que te solicitará tu información personal.


Cómo protegerse


Lo primero y más importante es que nunca hagas clic en un enlace o archivo incluido en un mensaje sospechoso.

Definitivamente tampoco respondas a dicho mensaje. Incluso escribir “BASTA” o “ALTO” le indicará al estafador que tu número de teléfono está activo.

Para reportar un mensaje de texto fraudulento, AT&T, Verizon y T-Mobile ofrecen en Estados Unidos un mismo número al que debes enviar dichos mensajes: 7726. Después del reenvío, el proveedor solicitará el número de teléfono emisor del mensaje.

Si esos mensajes de texto llegan a ser demasiados, las aplicaciones de filtrado de “spam” como TextKiller de Teltech pueden ayudarte. La aplicación, que bloquea mensajes de texto no deseados por 4 dólares al mes, analiza los mensajes provenientes de números de teléfono que no están en tu libreta de direcciones. Si el texto es detectado como no deseado, se filtra a una carpeta etiquetada como “Basura”.

En mi experiencia, TextKiller fue minucioso, quizás demasiado minucioso. Detectó con éxito cinco mensajes no deseados en cinco días, pero también filtró erróneamente dos mensajes legítimos, entre ellos una respuesta de Verizon agradeciéndome por reportar el spam y un mensaje de un portavoz de AT&T. Es por eso que no recomendaría pagar 4 dólares al mes por esta aplicación, que solo está disponible para iPhone, a menos que los mensajes de texto no deseados se hayan vuelto realmente insoportables.

Teltech afirma que los falsos positivos de los mensajes marcados como spam se producen en raras ocasiones, y que los clientes pueden compartir sus comentarios para mejorar la precisión de TextKiller.

Una solución más práctica es utilizar herramientas gratuitas para minimizar las interrupciones de los mensajes no deseados. En iPhone, puedes abrir la Configuración, entrar a “Mensajes” y habilitar la opción “Filtrar remitentes desconocidos”. Eso coloca los mensajes de números que no estén en tu directorio telefónico en una carpeta de mensajes separada. En teléfonos Android, puedes abrir la aplicación de mensajes, ingresar a la configuración de mensajes no deseados y habilitar la opción “bloquear remitentes desconocidos”.

Finalmente, tanto los iPhones como los dispositivos Android incluyen la opción de abrir la configuración de un mensaje y bloquear un número en particular para que deje de contactarte.

Conclusión


Hay una moraleja en esta historia: podemos ayudar a evitar que el spam sature nuestros teléfonos si dejamos de compartir nuestros números con personas en las que no confiamos plenamente. Eso incluye al cajero de una tienda que nos solicita nuestro número de teléfono para otorgarnos un descuento, o una aplicación o sitio web que nos pide nuestro número cuando nos registramos para abrir una cuenta. ¿Quién sabe dónde terminan al final nuestros números después de llegar a las manos de los comerciantes?

 

The New York Times

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas