Catania

Paro armado en Colombia: el fracaso de la política de seguridad del Gobierno, según analistas

América Latina 08 de mayo de 2022 Por France 24
El paro armado decretado por el grupo narcoparamilitar del Clan del Golfo luego de la extradición a EE. UU. de su máximo jefe, Dairo Antonio Úsuga alias 'Otoniel', deja más de 150 afectaciones en 11 departamentos colombianos. Mientras el ministro de Defensa, Diego Molano, ofrece millonarias recompensas por el paradero de los sucesores de 'Otoniel'; en entrevista con France 24 analistas coincidieron en que esta es la consagración del fracaso de la política de seguridad del presidente Iván Duque.
Colombia1
Miembros del Ejército colombiano realizan un patrullaje para garantizar la seguridad en este sector debido al paro armado este sábado, 7 de mayo en el barrio La Sierra en Medellín (Colombia). © EFE/Luis Eduardo Noriega A.

El pasado jueves, cuando ni siquiera Dairo Antonio Úsuga alias 'Otoniel', máximo jefe la estructura narcoparamilitar del Clan del Golfo se había declarado inocente ante la justicia estadounidense tras su extradición a ese país desde Colombia el día anterior, la organización criminal decretó un paro armado en desafío a la decisión del Ejecutivo del presidente Iván Duque. 

96 horas después de aquello, este sábado las autoridades han confirmado más de 150 afectaciones a la población civil y a las fuerzas de seguridad en 89 municipios de 11 departamentos del país. 

Las zonas más comprometidas por las acciones del Clan del Golfo se sitúan en la franja norte del país, en los departamentos de Antioquia, Sucre, Córdoba, Chocó, Bolívar o La Guajira.

Allí, en las últimas horas se produjeron un centenar de quemas de vehículos, prohibiciones a la movilidad y cierre de establecimientos comerciales, entre otras cosas. 

 

Reporte de France 24

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas