Catania

Falleció el artista plástico larense Edgar Sánchez #11May

Cultura 12 de mayo de 2022 Por Oscar Castro Leal
Copia-de-Copia-de-FORMATO-DE-JOSEMA-696x467

Cuando apenas culminaba la celebración del Día del Artista Plástico en Venezuela, una infausta noticia sacude al ámbito regional y nacional, luego de conocerse la noticia del fallecimiento del notable pintor larense Edgar Sánchez a los 81 años de edad, hecho que fue confirmado por la profesora Yuyita de Chiossone este miércoles 11 de mayo.

Sánchez supo elevar el gentilicio larense en el mundo artístico, luego que se consagrara con el Premio Nacional de las Artes Plásticas en octubre de 1998.  Múltiples fueron los reconocimientos merecidos y recibidos por el artista a lo largo de su vida y entre los últimos figura el otorgamiento del Doctorado Honoris Causa por la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado, el 22 de septiembre de 2012.


Este artífice de las artes plásticas, hijo de Luis Sánchez y Blanca Gutiérrez de Sánchez, nació en la población de Aguada Grande, municipio Urdaneta, el 28 de septiembre de 1940 y desde muy joven demostró grandes habilidades en el dibujo y el dominio del pincel sobre el lienzo.

Aptitudes en el mundo artístico 


Las aptitudes de Edgar Sánchez llevaron a sus padres a inscribirlo en la Escuela de Artes Plásticas Martín Tovar y Tovar de Barquisimeto, lugar en el cual cursó estudios entre los años 1954 y 1959. Posteriormente ingresó a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela en 1960, pero no culminó la carrera.

En el mundo artístico Sánchez se destacó en el dibujo, la pintura y el grabado. Dictó cátedra en la Escuela de Arte de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Central de Venezuela entre 1973 y 1986, así como en la Escuela Cristóbal Rojas y el Instituto Neumann.

A los pocos años de su incursión formal en el mundo artístico. Edgar Sánchez participó en la Bienal de Jóvenes de París en 1967. En esos días inclinaba su atracción por lo abstracto con una serie de obras enmarcadas en lo que el artista denominó «Huellas en el Espacio» y cuyos logros determinaron el resto de su carrera como artista plástico.

Estuvo el pintor en la ciudad de Nueva York por allá en los años 70 y allí mostró en el Printmaking Workshop sus litografías, acción que tuvo un gran impacto en el entorno artístico de la Gran Manzana.

 

Imágenes, Visión y Rostros


A mediados de los años 80 el artista presenta su serie «Piel y paisaje»  y presenta grandes rostros que ocupan todo el lienzo y en los que sólo se distingue muy someramente los labios. En 1987 presenta su serie «Pieles» con individuos a medio torso y en 1991 presenta la serie «Imágenes, Visión y Rostros».

Entre los principales premios obtenidos por el pintor larense durante su carrera figuran:  1964 Premio popular, Salón Tocars, Caracas; 1965 Premio Henrique Otero Vizcarrondo, XXVI Salón Oficial; 1966 Premio Emil Friedman, XXVII Salón Oficial / Primer premio, «Octava exposición nacional de dibujo y grabado», Facultad de Arquitectura y Urbanismo, UCV; 1968 Premio Andrés Pérez Mujica, XXVI Salón Arturo Michelena; 1975 Tercer premio, Salón de Dibujo, Grabado y Diseño, ULA; 1977 Tercer premio, I Salón Internacional de Artes Gráficas, Museo Municipal de Artes Gráficas, Maracaibo; 1978 Segundo premio, XXXVI Salón Arturo Michelena; 1979; Premio Nacional de Artes Plásticas 1988, Primer premio Salón del Dibujo Nuevo en Venezuela, Fundarte, BCV; 1998 Premio Nacional de Artes Plásticas, Caracas.

En 2018 el Edgar Sánchez participó en Madrid con la muestra «Transfiguraciones» en la cual, de la cual dijo era el resultado de investigación de su trabajo orientado hacia otros estilos, pero sin perder su esencia. Las obras mostraron su admiración por la naturaleza humana y su esencia.

El apego al gentilicio larense siempre acompañó a este notable artista, quien en reciente entrevista publicada por Elimpulso.com expresaba lo siguiente: 

«Mi tierra es toda Venezuela y me siento muy bien en ella… Barquisimeto es puro cielo y en Aguada Grande están mis raíces. La raíz no sólo es el entorno, es también la familia y el afecto hacia todas las cosas. Yo viví en Aguada Grande hasta los 9 años. Mis padres me enseñaron a querer esa región. Las raíces son siempre una fuente de búsqueda. Es como si un ímpetu estuviera presente en cada uno de los hechos, definiéndolos, caracterizándolos y llenándolos en este caso, de una gran nostalgia».

La partida de este notable pintor genera hondo pesar en el ámbito de las artes plásticas regionales y nacionales y desde Elimpulso.com nos unimos al dolor que embarga a sus familiares y allegados. Paz a su alma.

 

Paper.li / El Impulso

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas