Catania

Libardo Linarez: POCO QUE CELEBRAR

Opinión 14 de mayo de 2022 Por Libardo Linarez
Rifa
Rifa

Hoy mi amigo Gustavo Aguiar “Chavelo” me hizo una invitación para una sesión solemne con motivo al 38 aniversario de la Casa de la Cultura de Independencia. Y creo oportuno hacer una reflexión acerca del papel que jugó esta institución en el nacimiento de un movimiento vecinal homogéneo en la búsqueda de conquistas sociales, a pesar de que su dirigencia difería en sus concepciones ideológicas. Allí convivían adecos, copeyanos, masistas, comunistas e independientes, todos avocados en un mismo norte: Las conquistas sociales.


Este aniversario de la Casa de la Cultura es oportuno para reflexionar sobre el papel de aquel movimiento social diverso y la existencia o reconocimiento que existe hoy sólo a las estructuras estatizadas, como forma de organización social viables para el estado. Y en este contexto, cuando se prepara la celebración de los 33 años de la “Autonomía” o de las primeras elecciones municipales. Creo justo evaluar ¿De qué nos ha servido tal autonomía?


Porque cuando uno ve a un alcalde rifando un carro en una plaza para comprar un compactador y al mismo tiempo se gasta cuantiosas cantidades de dinero demoliendo un mercado para construir otra plaza, uno se pregunta: ¿Somos autónomos o autómatas? Y lo pregunto no sólo por la plaza, porque un municipio que la nómina se la paga el ejecutivo nacional ¿Qué tipo de “Autonomía” tiene? Y si a esto se le agrega un cobro exacerbado de impuestos que se utilizan para pagar espectáculos de artistas nacionales, mientras se hacen rifas en la plaza para comprar compactadores. Cabe preguntarse: ¿Esta era la “Autonomía” que buscábamos?, ¿La autonomía de quién o para qué?


Y no son sólo este tipo de aberraciones las que deberían llamar la atención de toda la colectividad del municipio Independencia y de las organizaciones sociales que todavía no hayan sido “estatizadas”, que puedan generar una discusión seria sobre ¿Cómo darle una mejor conducción a la ejecución de los recursos? Sino que se pueda evaluar que tan beneficioso ha sido la división de San Felipe en dos municipios. ¿Qué tanto se desarrolló la zona industrial luego de la autonomía? ¿Qué tanto mejoraron los servicios públicos los últimos años? ¿Cuáles fueron las mejoras en la infraestructura educativa y deportiva del municipio? ¿Cuántas manifestaciones deportivas y culturales se han fortalecido y cuántas han desaparecido? Creo que la invitación que me hizo hoy mi hermano “Chavelo” debería dar pie para muchas otras cosas.

 

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas