Alianza Democrática ratificó su compromiso con Venezuela

Política 20 de mayo de 2021 Por Yusbelys Pérez
A las organizaciones con fines políticos y de la sociedad civil que formamos parte de la Alianza Democrática, nos reúne el empeño por construir una alternativa fuerte, pacífica, electoral, democrática  y constitucional, frente al gobierno más incapaz e indolente de la historia republicana de Venezuela

Miguel Salazar

19-05-2021

Alianza Democrática.
La Unidad Superior por Venezuela


 

(Caracas 19-05-21 - Yusbelys Pérez) La Alianza Democrática, conformada por 23 organizaciones venezolanas, se reunió este miércoles, 19 de mayo, ratificando que la única forma que existe para lograr la democracia en el país es a través de la vía pacífica, constitucional y electoral, dando así el primer paso por la conformación de la Unidad Superior por Venezuela.

“Hoy ratificamos nuestro compromiso con el país, con el cambio que debe darse para alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto, que no es otro que cambiar a los que conducen los diferentes niveles de gobiernos, en gobernaciones y alcaldías”, expresó Miguel Salazar, presidente nacional del Partido Demócrata Cristiano Copei.

De igual modo, destacó que la Democracia Cristiana se suma a organizaciones políticas, gremiales, sindicales, empresariales y la clase trabajadora del país, con la finalidad de colocarse a la orden de los liderazgos de cada estado y municipio de Venezuela, “especialmente los que tengan mayores capacidades para atender de primera mano los problemas de la gente”, dijo.

“Esta es una Alianza amplia e incluyente para que Venezuela recupere una posición principal entre todas las naciones prosperas del mundo. Debemos construir la Unidad Superior por Venezuela”, resaltó el líder nacional de la tolda verde. 

Salazar apoyó el diálogo entre los adversos al Gobierno Nacional pues destacó que es “el peor que hemos tenido en los últimos 22 años”.

Para concluir, hizo un llamado a la ciudadanía a participar masivamente en las próximas elecciones regionales q
ue se llevarán a cabo en Venezuela el próximo 21 de noviembre.

“Ha llegado la hora del ciudadano venezolano, es la hora de que este asuma su responsabilidad para con su familia, para con su país, es necesario que no siga permitiendo que sean los más incapaces los que les sigan gobernando”, subrayó.


Compromiso con el cambio

1.       A las organizaciones con fines políticos y de la sociedad civil que formamos parte de la Alianza Democrática, nos reúne el empeño por construir una alternativa fuerte, pacífica, electoral, democrática  y constitucional, frente al gobierno más incapaz e indolente de la historia republicana de Venezuela. Iniciar una nueva etapa de nuestra historia  llena de oportunidades  y prosperidad es lo que nos mueve a afinar y mejorar esta unión de diversidades y voluntades. Construiremos una alianza amplia e incluyente para que Venezuela recupere una posición principal entre las naciones prosperas y democráticas del mundo que deje atrás el rol sombrío al cual la irresponsabilidad la ha relegado. 

 

2.       Promovemos esta Alianza Democrática como un espacio de construcción de consensos con todas las organizaciones e individualidades de la sociedad venezolana que expresen la complejidad y diversidad de las aspiraciones de todos los venezolanos, sin exclusiones ni imposiciones. Eso significa un compromiso con la recuperación del papel de la política como espacio de negociación, dialogo y construcción de consenso. También supone una visión crítica de nuestra propia acción política de nuestros errores y excesos, para ensanchar las bases unitarias de esta alianza. Trabajaremos en la superación de la pugnacidad, aun con quienes mantenemos diferencias notables. Evitaremos todo veto o prejuicio contra organizaciones o decisiones autónomas de algún sector. Avanzaremos cuanto sea posible en la implementación de una propuesta programática que le dé un norte común a todas nuestras organizaciones. Un futuro de libertad, prosperidad y solidaridad, se construye con el esfuerzo de todos, en un clima de respeto y reconocimiento.

 

 

3.       Reivindicamos y no renunciaremos a la vía electoral como la única forma civilizada de dirimir las diferencias entre ciudadanos y proyectos. Las alternativas a la vía electoral han demostrado ser ineficientes y solo han prolongado el sufrimiento de los venezolanos y generado frustración entre los electores. Contra todo tipo de insultos y descalificaciones reivindicamos la vía electoral y el tiempo nos está dando la razón, quienes propusieron la abstención hace pocos meses, se aprestan a participar en futuras elecciones y lo celebramos.  Nos comprometemos con la construcción de una poderosa fuerza orgánica, que tenga expresiones en cada poblado, barrio, urbanización o caserío, no solo para defender la vía electoral y pacífica, sino también para ampliar las garantías electorales, defender la proporcionalidad, garantizar la transparencia y confiabilidad del sistema electoral, exigir la revisión de las inhabilitaciones  y una observación internacional amplia y calificada, así como  defender el voto en todas las fases de los procesos electorales. 

 

 

4.       Creemos necesario el diálogo y entendimiento entre los venezolanos. La polarización, el desconocimiento del otro, la tensión permanente, lejos de contribuir a encontrar salidas a los problemas que aquejan a la gente, los multiplica y profundiza. Hay suficientes ejemplos en la historia que demuestran que los conflictos bélicos y políticos más agudos, terminan en mayor  en una mesa de dialogo entre actores que buscan una sociedad abierta que respete la convivencia y acepte someterse al escrutinio de los ciudadanos en elecciones justas e igualitarias. La Reconciliación de los venezolanos en un clima de entendimiento y paz, es la única manera de construir un futuro en el cual las nuevas generaciones no sigan migrando, sino que por el contrario, retornen a su país a restituir la unidad de la familia venezolana.

 

5.       Estamos comprometidos con la gente. Esta Alianza, tendrá como centro y motivo fundamental de su acción, los intereses de los ciudadanos. Jamás conoció Venezuela una crisis humanitaria tan profunda y compleja. En la historia reciente los venezolanos y habitantes del país no habían sido asechados por tantos y tan agudos problemas. Hay que poner las necesidades y anhelos de la gente en el centro de la política. La Alianza Democrática se compromete a trabajar sin descanso en las reivindicaciones de los trabajadores, en la dignificación del salario, en el acceso a bienes y servicios que mejoren la calidad de vida: Salud, educación, transporte, agua, electricidad. Estamos y estaremos al servicio de la gente.

 

6.       Defendemos la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, frecuentemente vulnerada, como el proyecto democrático que une a todos los venezolanos. Respetarla no es una opción, expresa la necesidad de reglas claras para la convivencia en cualquier Estado moderno. Igualmente exigimos a todas las fuerzas políticas su respeto irrestricto aún para modificar el marco legal y la estructura política vigente. 

                        

7.       Nuestro compromiso es con salidas venezolanas a las dificultades venezolanas. Promovemos, agradecemos y valoramos los esfuerzos de la comunidad internacional para apoyar a la superación de la aguda y multiforme crisis que aqueja el país. Aceptamos las mediaciones y colaboraciones de países, grupos de países amigos y Organismos multilaterales,  pero rechazamos toda injerencia, tutelaje o amenaza belicista que imponga desde visiones foráneas, estrategias y tácticas no consensuadas en la sociedad venezolana. Por supuesto, condenamos la imposición de sanciones unilaterales de potencias internacionales que lejos de resolver problemas o acercar salidas, ha complicado la crisis de abastecimiento, destruido la calidad de vida de los más débiles y profundizado la polarización.

 

8.       Estamos comprometidos a participar en las venideras elecciones de gobernadores y alcaldes así como de consejos legislativos regionales y concejos municipales, como una sólida alianza capaz de conquistar espacios para el fortalecimiento de la democracia y la modernidad, en un proceso de reinstitucionalización del país. También nos comprometemos a la presentación de opciones electorales únicas y unitarias con el fin de potenciar nuestras posibilidades de éxito y victorias para poner esos nuevos gobiernos regionales y municipales al servicio de la gente y la superación de los problemas que los aquejan.

 

9.       Nos comprometemos a mantener esta Alianza Democrática más allá de los procesos electorales para potenciar la calidad de los gobiernos que conquistemos y gestionarlos con los mejores hombres y mujeres, los más capaces y honestos, para garantizar gobiernos regionales eficientes, con sólidos valores éticos, democráticos, de puertas abiertas y al servicio de la gente.

 

Convocamos a todos los sectores opositores, a los movimientos sociales, sindicatos y frentes de trabajadores, organizaciones de mujeres, de empresarios o de defensa de los derechos de los pueblos originarios o de cualquier otro grupo humano a transitar el camino del diálogo y la unidad, más allá de las diferencias y guiados por los valores de la democracia y los intereses supremos de la Patria, que no son otros que los de sus ciudadanos. Los convocamos a renunciar a intereses individuales y grupales y ponernos al servicio de un futuro mejor para todos los venezolanos y venezolanas. Una alianza de alianzas, un movimiento de movimientos es la única garantía de ese futuro.

Temas relacionados