Alimentos Polar amenaza y despide a trabajadores

Noticias 04 de junio de 2021 Por Ilmer Belisario

En Chivacoa

Obligan a firmar la renuncia y se burla de la Constitución y la Ley

Ilmer Belisario

(Yaracuy 03-06-21, Ilmer Belisario).- Cuando se pensaba que la capacidad de asombro se habia superado, una nueva violacion a los derechos laborales se vive en Yaracuy. La empresa Alimentos Polar, sede Chivacoa, con el pretexto de que algunos trabajadores le presentaron una factura, para el reembolso del dinero que habian pagado los trabajadores por un beneficio contractual (utiles escolares) , pero que al parecer no reunía las caracteristicas del Seniat, la empresa le bastó este hecho, para amenazar con procesos judiciales, prisión y el sometimiento al escarnio público a un grupo de trabajadores, si no firmaban la renuncia. 


La empresa utilizó la promesa del pago de sus liquidacion completa y a los que no aceptaran el ofrecimiento, utilizarían todo su poder económico, para destruir la reputación de estos humildes trabajadores, sin importar que algunos de ellos, dejaron toda su vida productiva al servicio de la empresa de la familia de Lorenzo Mendoza. El mismo empresario, que gasta millones de dolares, para que los medios de comunicacion le levanten su vanidad, con falsos terminos de filantropia y amor por Venezuela, cuando en la realidad, humilla y agrede a sus propios trabajadores. 


Con más de 30 trabajadores, inicia la empresa el despido que todo hace indicar, será masivo, ya que al parecer están a la espera de la incorporación de otros trabajadores que se encuentran de vacaciones, para aplicarle la misma arbitaria medida, por demas inconstitucional al coaccionarlos para hacerle firmar un documento, y privarlos de sus garantias y derechos laborales, amparados por la Constitución Nacional y la Ley del Trabajo.


Para Darwin Ramos, secretario general del Sindicados Unico de Trabajadores de Alimentos Polar de Chivacoa, señaló que el pasado 28 de mayo la empresa Polar, vulneró la Constitución Nacional y pisoteo el decreto presidencial de inamovilidad laboral, afectando el derecho al trabajo y a la alimentación de un grupo de trabajadores, y por tanto acudieron a la Inspectoria del Trabajo y otras instancias nacionales, para que se les reestrablezca el derecho social del trabajo a sus compañeros y padres de familia. 


Por su parte, Jose Luis Camacaro, secretario ejecutivo del sindicato. Manifestó que sus compañeros gozan de toda la solidaridad de sus hermanos de lucha, dijo " ellos fueron botados, echados de la empresa, juzgados sin darle el derecho a la defensa y el debido proceso, la empresa ha hecho una injusticia y ha violando el contrato colectivo en su cláusula 56, y por absurdo que parezca, en la actualidad son los trabajadores, que deben financiar a la empresa al comprar los útiles escolares y le son reconocido meses despues entregandoles menos dinero por la devaluacion. Jamás pensaron los trabajadores, que por ayudar a su empresa, ahora seria acusados con unos falsos positivos"


Entre las víctimas de la injusticia está Oliver Pacheco, con 30 años de servicio, comentó "Toda mi vida he trabajado en la empresa Polar, estaba a punto que se iniciara mi proceso de jubilación, y me despidieron injustamente, la causa? por una factura de la compra de unos utiles escolares para mis hijos, ellos alegan de la autenticidad de la factura y yo sólo lleve la que me entregaron en el comercio donde hice la comprar, no tengo conocimiento, ni soy fiscal del Seniat, lo lógico que debia hacer la empresa era no aceptarla y pedir que se corrigiera si habia algun error. Estoy sorprendido que me coaccionar y me obligaran a firmar mi renuncia, por eso estoy dolido y necesitamos justicia". Finalmente con profundo sentimiento expresó "... Cerca de 30 años le serví a la Polar y ahora me dan una patada como si fuera un animal"


Asimismo, Emilzon Avendaño, explicó "soy otra victima del acoso y la coacción que hizo la empresa de manera inconstitucional. Los representante de la empresa, me dijeron para desmoralizarme que no habia Ley, ni Dios que nos salvara, y usaron la mentira para que firmaramos, me siento vulnerable, sin embargo no les firmé, pero otros de mis compañeros lo hicieron bajo la presion psicológica y pido el apoyo del gobierno, que se haga sentir en este momento" 


Ronald Sanchez, confirmó "fui uno de los 8 compañeros que firmó la renuncia, me violaron mi derecho a la defensa, impidiendo que entraran mis delegados sindicales, me amenazaron con un falso testimonio, me dijeron que pusiera en una balanza el bienestar de mi familia o ir preso luego de un proceso judicial, y eso me hizo pensar en mi madre que esta delicada de salud y ellos, utilizaron esa informacion familiar, para doblegarme a defender mi derecho y mi inocencia. Ahora se, que nuestra Constitución nos protege, ya que ninguna accion o firma que se haga bajo presión o coaccion, tiene alguna validez y en eso me aferro por justicia y se que el gobierno, hará valer mis derechos y el de mis compañeros, aunque la empresa dice, que ellos hacen en el país lo que le da la gana y poco le importa lo que diga el gobierno. Nosotros los trabajadores sabemos, que el gobierno nos apoyará". 


Otro de los afectado es Roger Barona, quien relató "La semana pasada fuimos amenazado, humillados, amedrentados, coaccionados, vulnerados de todos nuestros derechos, por parte de los gerentes de la planta APC Chivacoa, con la carcel, procesos judiciales y con la tranquilidad de nuestra familia, nos amenazaron. Estamos dolidos, molestos y queremos justicia, ya que ellos no tienen ninguna prueba y no nos llamaron a pedirnos explicación, solo querian que le firmaramos la renuncia. Pedimos el apoyo de todos los entes competentes, para solventar la situacion y se nos reintegre el derecho al trabajo". 


Aunque todos querian contar su historia, dejaron que Richard Aparicio, con mas de 29 años como trabajador de la Polar, finalizara el reportaje. Con mucho sentimiento al ver esfumado toda una vida de trabajo. Comentó "Me hicieron firmar la renuncia, amenazandome que si no firmaran iba a perder mi jubilacion total y ahora entiendo que fue una maniobra, para perjudicarme. Yo les pedía que me dejaran consultar con mi familia y la representación sindical y solo logré que incrementarán la presión psicológica, diciendome que querian era ayudarme por mi trayectoria y ha sido todo lo contrario. Luego que lograron que firmara la renuncia nos echaron a la calle". 


Este grupo de hombres de trabajo, con un grito profundo exigieron Justicia laboral, justicia laboral, y finalizaron con brillos es sus ojos al sentirse escuchados y seguros que con la unidad de todos sus compañeros que estan en la empresa, harán que prevalezca la justicia. 


[email protected]

Punky punto donde llegamos

Temas relacionados