Nada de activismo feminista ni LGTB: China los ha prohibido masivamente en redes sus sociales

Mundo 14 de julio de 2021 Por Equipo de redacción Alfayaracuy

china

Se acabó el activismo de género en China. Reuters, Associated Press y Euronews han informado de que la popular red social WeChat, similar a nuestro Facebook, ha eliminado docenas de las cuentas de contenido LGBT y feministas más seguidas del país, con millones de seguidores cada uno, alegando que algunas habían infringido las normas sobre información en Internet. No se especificó en qué punto las habían infringido, lo que hace temer que habrá una mayor censura al contenido de este tipo.

El momento. Según AP, aunque todavía no se sabe si fue una orden desde el ejecutivo o si fue un gesto promovido por la compañía Tencent, el movimiento se produce en un período en que el Gobierno está endureciendo los controles propagandísticos y sofocando a los grupos que critican sus políticas.


Qué habían hecho. Según los estudiantes universitarios que administraban una de esas cuentas, en la provincia de Jiangsu, funcionarios del gobierno habían advertido a la escuela que investigasen si esos grupos habían suscitado movimientos de protesta contra el gobierno, y les habían pedido también que desasociaran el nombre del grupo de WeChat al de la universidad. Aunque años atrás se organizaban festivales de cine y actos públicos en favor de los derechos de las minorías, como el famoso Orgullo de Shanguai, el año pasado se canceló el evento sine die.


Un plan de "prevención contra la feminización": China quiere que sus jóvenes sean más masculinos


Contenido sensible. China despenalizó la homosexualidad con la llegada del nuevo milenio, entre 1997 y 2001, sin embargo algunos manuales de consulta científica y centros sanitarios siguen considerando esta condición sexual como un "trastorno psicológico"; el matrimonio gay es ilegal (lo que causa enormes problemas de herencias); y hay una postura de represión pública del tema, que es algo no del todo correcto que debería mantenerse en el ámbito privado.

Por ejemplo, hace poco la Administración de Ciberespacio de China promulgó que limpiaría las redes sociales de contenido LGTB para evitar que sea una “mala influencia” social y para proteger a los niños. En el cine, incluido el extranjero, no se permite la exhibición de sexualidades no heterosexuales.

Ataca a sus bolsillos. Dado que las denuncias enfocadas a la reivindicación del derecho a la libre orientación sexual del individuo suelen acabar desestimadas, los activistas del colectivo están optando por otra estrategia, la de los derechos al consumidor. Así por ejemplo un tribunal chino condenó a una clínica de reconversión de la homosexualidad con terapias de electroshock a indemnizar a un hombre que se sometió a dicha terapia por fraude, ya que la homosexualidad no se puede "curar".

Lo mismo aquí con un libro de texto sobre salud mental para estudiantes universitarios, ya que había docenas de errores tipográficos y de edición, aunque lo que buscaban los demandantes es que no se siguiera vendiendo un libro que habla de esta condición como de "trastorno".

Plan antifeminización. También se vio hace poco cómo el Comité gubernamental anunciaba una tanda de medidas para prevenir la feminización de sus varones, que considera que se están volviendo excesivamente "débiles, inferiores y tímidos" por culpa de los medios de comunicación, obsesionados con los videojuegos y la masturbación. En China no gustan los chicos con tatuajes, piercings y el pelo teñido, y prefieren la idea de unos futuros musculosos guerreros bien preparados para el siglo de la sinodominancia mundial.

 -

PUBLICACIÓN DE MAGNET

Equipo de redacción Alfayaracuy

El conocimiento empieza en el asombro.

La punzada de sentir que hay una parte de la realidad que no entendemos era, para Sócrates, aquello que nos impulsa a adquirir conocimiento.

Temas relacionados