Edgar Perdomo: En Venezuela: ¿la variante delta del totalitarismo cubano?

Opinión 08 de agosto de 2021 Por Edgar Perdomo Arzola

Auditórium

Edgar Perdomo Arzola - [email protected]

Totalitarismo

Estos violentos acosadores se creen el paradigma de los buenos sentimientos pero sólo son simples epígonos de las tácticas de los peores totalitarismos del siglo pasado: el acoso con que las juventudes hitlerianas o las patrullas castristas en Cuba trataban y tratan de amedrentar a los que no se someten a sus designios. Y también son imitadores del matonismo de los seguidores de ETA“. Fin de la cita. Esperanza Aguirre.

Cuba es la variante delta, del régimen totalitario norcoreano. Cuba es un régimen marxista-leninista, totalitario, mucho peor que una dictadura. Una dictadura es un régimen político en el que una sola persona gobierna con poder total, sin someterse a ningún tipo de limitaciones. Un régimen totalitario es aquel en que el Estado controla todos los aspectos de la vida de las personas, no solo de sus cuerpos, sino también sus mentes, y sus espíritus, tratándolas como meros medios, y negándoles, en definitiva, su condición de seres humanos. Eso que en la Venezuela del siglo XXI, existe un régimen totalitario, es un hecho político a la vista, objetivo e indiscutible. El totalitarismo fue el primero en el siglo XX, después vinieron el fascismo, y el nacionalsocialismo,  y más letal  con unos 120 millones de muertos en todo el mundo, siendo el que se ha impuesto en más países, y durante más tiempo.

Poca confianza se puede tener en una revolución de izquierda, después de  10 años de feroz represión, de militares, y paramilitares armados, como en la época de Mao, muchos dirigentes chavistas de izquierda, y de derecha, no se atreven calificar de feroz dictadura al régimen de Cuba. Incluso el moderadísimo Guaidò, los alacranes corruptos, y los chupas medias de la mesita de noche, hasta Bertucci, el corrupto pastor que convirtió la sopa en guiso, no se atreve a calificar  lo que es evidente. Después intentan justificarse denunciando al gobierno de Duque en Colombia, y de Bolsonaro en Brasil como dictaduras de derechas, a sabiendas que han perdido toda autoridad moral. Los que salen perdiendo así son todos los habitantes oprimidos de Cuba, y Venezuela.

Tras la Gran crisis económica que vive Venezuela, parece que no volvimos a pensar, y a actuar como salir de ella. Ante la desigualdad, la agresión a la patria por extranjeros indeseables de baja estofa,  y la insolidaridad. 

Perdimos la oportunidad de cambiar. Tras los meses de confinamiento por la pandemia del Covid-19, donde teníamos la oportunidad de cambiar. La ciencia consiguió en 14 meses la vacuna aunque solo se generaliza en países desarrollados, mientras que la vacuna, que mata más personas  en los países pobres caso venezolano, no se consigue tan rápidamente. Aumentando la desigualdad, y la insolidaridad. 

¿En Venezuela existe democracia? Desde luego que es una disyuntiva infantil en la que se meten los políticos de salón, que se reunirán en México. Lo que importa es el pueblo venezolano. Lo que no entiendo es que nadie de los que tienen algo que ver con el Gobierno se le ocurra decir: " A ver Sr. Perdomo, “EL CASTRISMO NO ES UNA DICTADURA". Es una tiranía sin paliativos. Es bueno leer algo. Me permito recomendar el clásico de Hannah Arendt, donde se describe los orígenes del totalitarismo. Una cosa es un régimen autoritario, y otra un régimen totalitario. 

Gobiernos o regímenes autoritarios fueron el Franquismo en España, el Estado Novo en Portugal, y el régimen de Pinochet en Chile, que no se asemejan ni de lejos a las tiranías totalitarias, como la de Cuba o Corea del Norte. Un sistema totalitario ejerce un control total sobre la economía e instituciones sociales, culturales y religiosas. La falta de libertad es absoluta. En el caso de Venezuela, pese a la palabrería de muchos mujiquitas durante la “fantasmagórica guerra económica” hasta que aparecieron los famosos “bodegones cubanos” sobre todo cuando no hablan de este régimen totalitario, donde aunarían todas las capacidades, del totalitarismo fascista de Mussolini, para no asimilarlo con el totalitarismo de control total cubano, como una suerte de comunión de todas las clases sociales, y no del control total de la sociedad. De hecho, la Alemania de Hitler, por muy malvado que fue su régimen, solo fue totalitario en sus dos últimos años. La Italia de Mussolini, la del estado total, nunca llegó a ser totalitario. Cuba, llegó a ser totalitario, cuando desde el principio impuso el control total del Estado en las llamadas instituciones naturales: familia, municipio, sindicato, asociación y corporación. El totalitarismo es una característica propia de los regímenes socialistas marxistas-leninistas extremos, caso de Cuba. En definitiva, Cuba no es una dictadura, entendiendo por tal un régimen autoritario. Es algo muchísimo peor: una tiranía porque se trata de un sistema totalitario.

Al final, detrás de todas las falacias, y rodeos que se dan, están los hechos y los hechos son objetivos, y palpables, Cuba es una prisión para los cubanos donde una casta gobierna con mano de hierro, e impone a sus ciudadanos un régimen comunista mientras ellos disfrutan de los privilegios que les niegan a los demás. Pero hay que reconocer su éxito en expandir la igualdad, sobre todo de la miseria, todo cubano es igualmente pobre sea cirujano o agricultor. Al final como todos los finales de dominación comunista, queda un pueblo sin medios, sin comida, ni medicamentos, ni libertad, ni vida, y un atraso de cincuenta años con el resto del mundo. Y eso es lo que alerto, para que esta variante delta cubana no infecte a Venezuela. 

A mi si me importan los venezolanos, y porque he conocido cientos de venezolanos que me cuentan sus cuitas, del porque han huido de este paraíso terrenal, en estos últimos 11 años. Muchas familias, tuvieron que vender sus muebles para comprar comida. La poceta del baño no funcionaba por falta de piezas. La enfermera Ada Macuare de Barcelona Anzoátegui, la trabajadora de la salud,  mas buena del mundo, no violenta, porque no aceptaba el pésimo estado del sistema sanitario venezolano, la metieron en la cárcel por varios días. En la cárcel tuvo el honor de ser una plantada, por no aceptar el comunismo, ni ser una vendida a la ideología de sus verdugos. El totalitarismo de Venezuela está resultando mucho peor que una dictadura, o sea tiene el poder de darte o quitarte comida, dependes del gobierno para todo, es un sistema totalitario. Nunca podrán dar clases de DDHH, y todos sus discursos son hipócritas.


enfermeraColumnistas y articulistas de Alfayaracuy

[email protected] 

https://alfayaracuy.com/tema/744/edgar-perdomo

Temas relacionados

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

PRECIO DE LAS DIVISAS
Pago con dolares

Te puede interesar