Fibras más fuertes que el acero producidas por bacterias  

La seda de araña es uno de los materiales más robustos sobre la faz de la Tierra.

Araña

Ahora, unos científicos han modificado unas bacterias mediante ingeniería genética, capacitándolas para producir un material parecido pero que supera en prestaciones a la seda de diversas arañas.

 

Este nuevo material, una especie de seda polimérica amiloide, es más fuerte que el acero y más resistente que el Kevlar, el célebre material usado para confeccionar chalecos antibala.

 

El logro es obra de un equipo que incluye a Fuzhong Zhang y Jingyao Li, ambos de la Universidad Washington en San Luis de Misuri, Estados Unidos.

 

Zhang ya trabajó anteriormente con seda de araña. En 2018, su laboratorio diseñó bacterias que producían un sucedáneo de seda de araña con un rendimiento a la altura del de sus homólogos naturales en todas las propiedades mecánicas importantes.

 

"Después de nuestro trabajo anterior, me pregunté si podríamos crear algo mejor que la seda de araña utilizando nuestra plataforma de biología sintética", explica Zhang.

 

El resultado del nuevo trabajo de investigación y desarrollo constituye un “Sí” rotundo a esa pregunta, con el nuevo material superando en robustez al acero y al Kevlar.

 

 

 
Esta fibra elaborada por bacterias modificadas mediante ingeniería genética supera en robustez al acero y al Kevlar, el famoso material empleado en chalecos antibala. (Foto: Washington University in St. Louis / Jingyao Li)

 

La nueva seda polimérica amiloide es solo el primer logro en una línea de investigación que aún tiene muchas y fascinantes posibilidades a explorar. De los miles de diferentes secuencias amiloides que podrían mejorar las propiedades de la seda de araña natural, el estudio ahora presentado solo ha explorado tres.


 

El estudio se titula “Microbially Synthesized Polymeric Amyloid Fiber Promotes β-Nanocrystal Formation and Displays Gigapascal Tensile Strength”. Y se ha publicado en la revista académica ACS Nano. (Fuente: NCYT de Amazings)

Equipo de redacción Alfayaracuy

El conocimiento empieza en el asombro.

La punzada de sentir que hay una parte de la realidad que no entendemos era, para Sócrates, aquello que nos impulsa a adquirir conocimiento.

Temas relacionados