OBTENER GASOLINA Y DIESEL CON DESECHOS PLÁSTICOS

Opinión 22 de agosto de 2021 Por Nelson Rojas

PENSAR, DECIR Y HACER

 [email protected]

“La mayor preocupación de un gobierno debería ser acostumbrar a los pueblos a no depender  de él”.  Alexis de Tocqueville.

Combustible

Importante cuando los países potencian y estimulan la investigación como materia fundamental para el desarrollo económico, social y tecnológico.  Francisco Gerardo Nungaray es un inventor mexicano que se ha convertido en un fenómeno de las redes sociales, al crear junto a su esposa y  un Equipo de Universitarios, una máquina que convierte los desechos plásticos en gasolina y diésel.

 De acuerdo con el inventor, esta propuesta puede considerarse una opción para producir combustibles a través de un procedimiento  más idóneo y menos contaminante. 

 

El  prototipo final se llevó 10 años de investigación, se desarrolló en colaboración con expertos  y tuvo el respaldo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)... Se dice que la máquina puede producir 900 litros de combustible para uso común. Lo anterior significa que el producto no requiere mezclarse con nada ni tampoco se necesita hacer adaptaciones al automóvil.   “Una idea para cambiar la historia”.

 

 Es cierto que los pueblos se crecen en las dificultades y convierten la crisis en una fortaleza.  Leo que en  Ecuador y Perú, las motos y algunos vehículos están funcionando con hidrogeno gracias a la tecnología popular, fabrican los componentes y el combustible es el agua, y  para el  asombro del  mundo, la industria automotriz China, sacó el vehículo que funciona  con hidrogeno y en los EE.UU  es un hecho los carros eléctricos. 

 

Es el comienzo para decirle no a la gasolina con su expansiva expulsión de monóxido de carbono que se expelen de los tubos de escape de los vehículos.  Nuestra Madre Tierra està en peligro, el calentamiento global está causando daños irreversibles al planeta. La tierra està desestabilizada y su equilibrio se tambalea. 

 

Hay mucha literatura sobre el tema; pero una cosa es hablar y escribir y la otra es producir resultados. Hoy vemos como el Colorado, el principal rio de los Estados Unidos està desapareciendo  y amenaza dejar sin agua dulce a esa nación. Vemos como Italia, Grecia, España y Turquía registran altos grados de calentamiento, en Brasil se destruye la Amazonia. 

 

La descongelación de los glaciares, el desbordamiento de las aguas, el daño a la naturaleza presagia grandes desastres. La protección al ambiente es pura falacia.  No hay conciencia colectiva global que apuntale en revertir el mal que le hacemos a la tierra.  Confrontamos una crisis pandémica, económica, política, social y ecológica; difícil y compleja a escala mundial;  la población debe estar informada y sentirse comprometida e identificada con el proyecto país, aspecto en el cual han fallado nuestros líderes y dirigentes políticos.

 

Existe un camino mejor y  no podemos quedarnos de brazos cruzados, esperando que la inercia económica corporatocratica de los capitostes, desarrollen los países.  El desarrollo implica invertir en investigación y  requiere planificación estratégica;  se hace pensando en metas a corto, mediano y largo plazo, que comparta y participe  la mayoría de la población organizada.

 

Cualquier plan tiende a fracasar por muy bueno que sea, si no existe consenso alrededor de éste. El desafío que se  nos presenta es  superar la crisis y reencontrar el camino con alta política, para el progreso y  desarrollo; en un contexto democrático, pluralista y participativo.

 

La variable política del desarrollo es de gran preponderancia como indicador del grado de evolución de una sociedad.  Es imperativa la concreción de un Nuevo Orden Mundial que establezca e imponga la construcción sistémica  de un mundo mejor, donde las ideas fluyan y se confluyan en función de consolidar el bien común universal que la humanidad reclama con urgencia. Ojo avizor. 

 

Temas Relacionados