Edgar Perdomo: Un buen gobernador y buenos alcaldes

Opinión 28 de agosto de 2021 Por Edgar Perdomo Arzola
Se destruye el Estado Anzoátegui a golpe de caprichos. Diciendo lo que la gente no quiere oír. No se puede tapar la destrucción de las infraestructuras, con unos baches.
3D-Esperanza
Buenos gobernantes para la recuperar la esperanza

Auditórium

Edgar Perdomo Arzola - [email protected] 

 

Bienvenida sea cualquier crítica inspirada en un juicio científico. Contra los prejuicios de la llamada opinión pública, a la que nunca hice concesiones, mi divisa es, hoy como ayer, la gran frase del gran florentino: "segui el tuo corso, e lascia dir la genti." (Sigue tu curso y deja que la gente hable). Karl Marx.


 

Se destruye el Estado Anzoátegui a golpe de caprichos. Diciendo lo que la gente no quiere oír. No se puede tapar la destrucción de las infraestructuras, con unos baches.

En días pasados, se han presentados candidaturas para gobernador, y alcaldes en esta entidad federal. Muchas de estas candidaturas tiene historias de persistencia frente a todas las adversidades posibles en nuestra escenografía política, que no es muy  poco el decir.

En esta año 2021, los candidatos se enfrentan a normas inequitativas, y discriminatorias, y que a muchos le impiden postularse como candidatos independientes, a gobernador, y alcaldes. Reuniendo muchos de ellos votos, y  firmas en 60 días para ser candidatos tanto los  del gobierno, como los de la oposición, donde muchos de ellos han resultado insuficientes por un detalle: en Anzoátegui, no se le exige a los aspirantes a cargos públicos, reunir un % de cualidades, cuando en el orden federal o en el país nacional, no se exige reunir meritos algunos. Está claro que, si ya de por sí cualquier candidato,  la tiene muy difícil en el resto del país por la terrible situación económica, en Anzoátegui la tienen prácticamente imposible en los distintos municipios.                                                                                                                   

Tras la muerte del ex-gobernador de Anzoátegui Aristóbulo Isturiz, y el llamado a mega elecciones regionales, los partidos políticos parece ya haber acogidos sus candidatos a gobernador, y alcaldes. Los apoyan no sólo Movimientos Sociales, el PSUV, y el chiripero opositor, sino también cuentan con el apoyo de ciudadanas, y ciudadanos con diferentes trayectorias, y posturas políticas, y que se han hecho  públicas, muchas con respaldo en diferentes medios de comunicación como candidatos tanto de partidos como independientes.

No suelo tomar partido por ningún candidato, pero en esta elección del 21 de noviembre haré una excepción. Se trata esta vez de analizar la notable trayectoria personal, profesional, y política de dos aspirantes uno como gobernador, y otro como alcalde. Más allá de la importante trayectoria de estudio, de reflexión, y de acción, los candidatos deben representar ejemplarmente lo que debe ser un compromiso ciudadano con la política, y con nuestra nación. Como ciudadanos, deben haber contribuido activamente en diversos propósitos sociales, participando lo mismo en mesas de discusión, más que en reclamos públicos por injusticias, o con la ineficiencia, y apoyos recibidos para una buena causa. Demostrando un ejercicio publico reconocido, y un activismo social comprometido, existiendo para mi próximo análisis de políticas publicas, dos candidatos: “uno como alcalde,  y otro como gobernador” entre los anzoatiguenses, que no se quedan callados, a la hora de la defensa de sus gestiones publicas, y que se oponen a los malos gobiernos, que critican lo que hay que criticar, que asumen, y practican el diálogo, y que creen en los contrapesos del poder.

En estos álgidos momentos en los que nuestro ambiente político se crispa cada vez más, en los que se descalifica al de enfrente, por estar enfrente, y en las que se emiten sentencias sin juicio de valor, Esta un aspirante a gobernador, y otro a alcalde, que representan la reflexión, la tolerancia, y la cercanía con la gente. 

Si todo esto es de enorme valor en cualquier lugar, y en cualquier época, lo es aún más en el Estado venezolano de Anzoátegui de hoy. Estos dos aspirantes a gobernador, y alcalde  son personas eficientes, en momentos en que al país necesita personas, y políticos honorables. Desde luego, en el próximo artículo diré sus nombres, después de analizar sus ejercicios, que me han sido suministrados,  por su entrega, sus compromisos, y valores cívicos. Les desearé lo mejor en esta contienda política del 21N… de ganar, le estaremos exigiendo lo mismo que a todos los políticos: cercanía con la ciudadanía, transparencia, rendición de cuentas, y resultados.

[email protected] 

Temas relacionados