Nelson Rojas: EL ARTE DE LO POSIBLE

Opinión 21 de septiembre de 2021 Por Nelson Rojas Gutiérrez
Nada es casual. Una política de estado es exitosa cuando el pueblo la siente suya, y en consecuencia la asume, la aplaude y la defiende. Cuando hay voluntad política, el  arte de lo posible se hace realidad.
El Arte de lo Posible
El Arte de lo Posible

PENSAR, DECIR Y HACER
 Nelson Rojas - [email protected]

 “Aquel que todo lo aplaza, no dejará nada concluido ni perfecto.” Demócrates.

 

La política es una guerra en tiempos de paz, y entre tantas definiciones, resulta un todo con elementos dispersos, un pandemónium, donde se dirimen los conflictos, las dificultades y los asuntos propios del estado-nación. 

El gobierno y la oposición, esgrimen sus diferencias, acuerdos y truculencias en base al  consenso y el disenso. Entre actitudes positivas y negativas se blanden los debates, unos con criterio  y posiciones propias y otros subordinados y tutelados por los manipuladores de cerebros, con sus maquiavélicos intereses.

Cada organización con su verdad, que no es verdad, porque en política, a veces, lo correcto no es  correcto. Se acuerda que todos marchen al unísono, y absorban el objetivo, pero no todas las veces dos más dos  suman cuatro. No todos reman  en la misma dirección.

De ahí que, una pequeña diferencia en las ejecutorias, genera una gran diferencia en los resultados. Cuando existe voluntad política consensuada, con moral y ética, disciplina y sindéresis, la política se convierte en “el arte de lo posible”,  capaz de cambiar la realidad. 

El principio de la política es lograr la empatía para la convivencia humana. En México, el hecho dialógico sobre la situación venezolana genera gran expectativa;  el país espera ver una luz en el camino.

La política interna de los países està penetrada por la intromisión de la geopolítica, con sus estructuras transversalizadas en el marco del Derecho Internacional, con sus instituciones para preservar el equilibrio y la paz mundial, y donde no se puede desestimar la presencia de las grandes potencias que imponen a la fuerza el injerencismo y la desestabilización social y  económica.

La geopolitización de la política baila al vaivén de las ideologías, y la diplomacia. La presencia del hegemon acciona su poder para impedir el avance de los pueblos que luchan por su autodeterminación. El objetivo de la democracia, es satisfacer las necesidades del Titular del Poder, que es el pueblo.

Resulta injusto, que las cúpulas de la partidocracia, no logren ponerse de acuerdo, cuando hay un pueblo sufriendo las consecuencias de la indolencia y mezquindad de políticos ineptos. 

Pienso que la política es como una jungla de trampas, engaños y traiciones, donde los proyectos políticos para el bien común de las mayorías, son sustituidos por proyectos económicos grupales y personales. Cada situación tiene su especificidad, causa y efecto.

Nada es casual. Una política de estado es exitosa cuando el pueblo la siente suya, y en consecuencia la asume, la aplaude y la defiende. Cuando hay voluntad política, el  arte de lo posible se hace realidad.  Ojo avizor.

Punky punto donde llegamos

Temas relacionados