Nace la 'Fundación Embajadores para el Desarrollo', un proyecto cultural y sostenible para crear un mundo mejor

Cultura 12 de octubre de 2021 Por Marcos García - El Cierre Digital
Así, el grupo de 'embajadores-artistas' lo constituyen "artistas de distintos países que van a plantearse el tema de la belleza, cómo ayudar a que el mundo sea más bello, a que las personas hagamos las cosas con belleza y a que el sentido de la estética sea importante con proyectos sociales artísticos".

José Luis sánchez, vicario episcopal de cultura y relaciones instituciones de Valencia es el creador y presidente de esta ambiciosa iniciativa

vicario1


La Fundación Embajadores para el Desarrollo ha nacido con el objetivo de apoyar tres campos fundamentales como la cultura, el desarrollo y la sostenibilidad. Para ello ha puesto en marcha varios proyectos propios como 'No estás solo' para ayudar a las personas que no tienen a nadie con quien hablar y 'te apoyamos' que busca acercarse a las personas sin trabajo. Para impulsar la sostenibilidad tienen la intención de crear un instituto liderado por los mejores profesionales. 

-

Embajadores para el desarrollo es un proyecto liderado por su fundador y presidente José Luis Sánchez, vicario episcopal de Valencia y por su secretario general, Alejandro Sánchez Reimundo. Esta fundación, creada por el vicario valenciano, nace con tres objetivos fundamentales a desarrollar y para ello cuenta con más de cien profesionales que ya están colaborando desde distintos lugares con la fundación. “El primero es nuestro deseo de que los conceptos fundamentales que en occidente han sido fundantes para la propia cultura tengan estética moderna y sean revisados para la conexión de estos contenidos con el mundo actual. Esos conceptos son el de persona, verdad, libertad, razón y felicidad”, nos explica José Luis Sánchez, el presidente de la fundación.

Los conceptos, explica, serán constantemente estudiados y puestos en valor desde una hermenéutica actual. Además, en paralelo, habrá un trabajo de divulgación a través de medios de comunicación como revistas científicas internacionales para conectar con profesionales extranjeros. También se contará con 'influencers' que ayuden desde la ética de la comunicación al proyecto cultural.

 
El segundo objetivo fundamental de esta fundación es el desarrollo de la persona y de los pueblos. "Queremos acompañar a aquellas personas que necesiten de nuestra ayuda, especialmente a las que se encuentran solas, con la creación de una línea telefónica mediante la que podamos ayudarles a adentrarse en la solución a sus problemas. Además, en el tercer mundo, la idea es trabajar con proyectos de desarrollo, sobre todo en lo que se refiere en la lucha para el abastecimiento de agua potable”.

Dependientes de este segundo objetivo, nacen dos proyectos denominados 'Teléfono no estás sólo' y 'Te acompañamos'. El primero de ellos lo lleva un grupo de universitarios que se dedican a hablar con quienes no tienen a nadie para conversar. “Este proyecto tendrá un coordinador general y se puede establecer en cualquier lugar porque realmente es sencillo de hacer”, afirma José Luis Sánchez. Mientras que el segundo, 'Te acompañamos' es un proyecto de red social que pretende ayudar en la búsqueda de trabajo, en el estudio, deporte y otros temas a personas que no puedan llevarlo a cabo ellos solos.

 
El útimo de los objetivos es la sostenibilidad, a través la creación de un proyecto de Instituto de Sostenibilidad en la persona, la ecología y la empresa. El presidente de la fundación explica el porqué de este propósito: “Creemos que es muy importante este objetivo transversal para ayudar a que nuestro mundo sea sostenible, donde todo se haga con proyectos a largo plazo y que ayuden a que el planeta se encuentre cada día mejor y realmente nos sintamos a gusto en nuestra casa común”.

 

Este Instituto de Sostenibilidad contará con un grupo de profesionales de nivel nacional e internacional. Ahora mismo se está constituyendo. “Se están buscando a las mejores personas en sostenibilidad de distintos campos académicos desde la economía, la biología, la antropología y la empresa. Queremos que este grupo humano ayude a crear pensamiento para poder establecer una forma de vida en la austeridad, en la alegría, en el compartir con los demás, en el estudio, el saber que nuestra vida está en los otros”, nos dice José Luis Sánchez, el vicario de Valencia.

Otros proyectos de la fundación

Para articular todo el trabajo de la fundación se han constituido una serie de proyectos que se configuran como auténticos think tanks de expertos en diferentes ámbitos de especialidades: “Embajadores-Historia”, “Embajadores-Juristas”, “Embajadores-Ejecutivos”, “Embajadores-Arte”, “Embajadores-Turismo” y “Embajadores -Arquitectos”.

Los expertos de los diferentes proyectos contribuirán a asesorar a la fundación, desde sus distintos ámbitos, para la realización de los grandes proyectos fundacionales de cultura, desarrollo y sostenibilidad.

 

Su intención, explica José Luis Sánchez, es conseguir en cada campo profesional una embajada. "Una embajada en el deporte, en la moda, en la música…Que cada campo profesional tuviera un embajador que ayudara a coordinar esos trabajos desde esta perspectiva cultural, de desarrollo y de sostenibilidad. Nos gustaría que cada país tuviera un embajador que reuniera un grupo de personas que descubrieran la importancia de ayudar a respetarse a sí mismos como personas, la dignidad de la otra persona, la relación con el medio ambiente y la ayuda al desarrollo del tercer mundo".

Así, el grupo de 'embajadores-artistas' lo constituyen "artistas de distintos países que van a plantearse el tema de la belleza, cómo ayudar a que el mundo sea más bello, a que las personas hagamos las cosas con belleza y a que el sentido de la estética sea importante con proyectos sociales artísticos".

El de 'embajadores-arquitectos', por su parte, lo conforman un grupo de "arquitectos que ayudan a crear ciudades sostenibles, con belleza y en las que la persona esté por encima de todo y las casas sigan teniéndola en cuenta".

Junto con estas tres dimensiones aparece el turismo. "El hombre siempre ha sido un caminante, un peregrino, y hemos visto en esa relación del turismo algo fundamental. Es importante para la sociedad que se creen grupos de personas que vean el recorrido del mundo no solo como conocimiento, sino como vehículo de establecimiento de nuevas relaciones sociales festivas en todos los lugares del mundo apostando por unas nuevas relaciones universales".

Grupos de jóvenes

Contar con la colaboración de jóvenes voluntarios es fundamental para difundir las propuestas contra la pobreza y el hambre en el mundo a través de las nuevas tecnologías, las redes sociales y el uso de estéticas modernas.

Hay varios grupos de jóvenes que se han unido como colaboradores del proyecto fundacional, invitados por el presidente y fundador, José Luis Sánchez. Dos de estos grupos están en Valencia, uno vinculado a la Universidad Católica de Valencia y otro a la parroquia de Nuestra Señora del Remedio.

En Madrid, la Fundación Embajadores para el Desarrollo también cuenta con un grupo de veinticinco jóvenes que colaboran con la institución y que se están mostrando especialmente entusiastas con el proyecto.

-

Fuent:  www.elcierredigital.com

Temas relacionados