EL MARKETING POLITICO

Opinión 13 de octubre de 2021 Por Nelson Rojas Gutiérrez
No se atreven a innovar nuevos paradigmas, no escuchan al pueblo y sucumben en la indolencia. Solo siguen un patrón.  El mérito es relegado ante otras prácticas y es común escuchar opiniones, tales como: … “Si vas en una tarjeta ganadora, la victoria es tuya”… No se exhibe el currículo, no importan las brutalidades, los vicios y los antecedentes de los candidatos.

PENSAR, DECIR Y HACER

 Nelson Rojas - [email protected]

“Tomad de todos de acuerdo a sus habilidades y dadle a todos de acuerdo con sus necesidades”. Louis Blane.

marketing poliitico


En este momento político electoral,  los sesudos de los partidos, planifican sus tácticas y estrategias, rumbo a las elecciones, ya lista la maqueta, se impulsan los candidatos. Confiando en la algarabía y  encantamiento de la mediática electoral, en la captación de electores.  Se entusiasman en vender la imagen, la proyección y las cualidades de sus candidatos.

 

 Se observa también,  que algunos aspirantes no actúan por sí mismo, no asumen posiciones propias,  solo se despliegan  en base al guion que les dicta la organización.

 

 No se atreven a innovar nuevos paradigmas, no escuchan al pueblo y sucumben en la indolencia. Solo siguen un patrón.  El mérito es relegado ante otras prácticas y es común escuchar opiniones, tales como: … “Si vas en una tarjeta ganadora, la victoria es tuya”… No se exhibe el currículo, no importan las brutalidades, los vicios y los antecedentes de los candidatos.

Todo eso lo borra la estrategia comunicacional, abarrotando a la gente con la magia de las Redes Sociales. La  cantaleta publicitaria, la notoria, persistente y penetrante campaña, con todas las técnicas y formulas modernas de la persuasión es el objetivo. 

 

Lo dicho por Joseph Goebbels, Ministro de Propaganda Nazi del Gobierno de Alemania del Tercer Reich, preferido de Hitler. “Una mentira repetida mil veces se transforma en verdad”… Todo por el poder político;  Miente, miente, miente, que algo quedará, cuanto más grande sea la mentira, más gente la creerá,… lo dijo Goebbels, experto en política perversa para  penetrar y convencer las masas. El propio Hitler dijo: Si quieres conseguir la simpatía de la multitud, debes entonces decirle las cosas màs estúpidas y crasas.

 

Para los políticos amantes del poder por el mismo poder,  estrafalarios, arrogantes y desvirtuados, el fin justifica los medios.  Quienes aspiran a un cargo de elección popular deberían revisarse y conocer sus propias limitantes; el pueblo elector no vota a ciegas; está claro por quien votar. Conoce los candidatos y si no los conoce, pregunta, indaga, piensa y vota.

 

Los candidatos que logran ponerse en la boca del pueblo en grado positivo, son los que logran la victoria. Los mejores referenciados, que han trillado las calles, siempre, acompañando a la gente en sus luchas; compartiendo  sus problemas, angustias y alegrías, esos serán siempre victoriosos.

 

Candidatos con sensibilidad social, con moral, consustanciados con las bases comunitarias, con imagen, proyección, trabajo  y obras que mostrar; son quienes logran el poder político. Al poder no llega quien quiere sino quien puede.

 

Quienes pueden, les asiste el brillo del mérito que es su base de sustentación política, que nadie puede borrar y mucho menos, destruir. El aventurismo en política no aplica. 

 

La política es pública, y aunque, se practica a veces entre compartimientos cerrados; la verdad sale a la luz. Es  compleja, impredecible, muy seria y no todos los políticos tienen la virtud de asimilarla y menos practicarla con polietica.

 

El marketing político, o la mercadotecnia política, es un sistema compuesto por métodos, técnicas y prácticas, que pretenden estrechar la relación entre un electorado y un candidato, un gobierno, un partido o un grupo político.  Ojo avizor.                     

Punky punto donde llegamos

Temas relacionados