Manaure, El Depredador

Cultura 31 de octubre de 2021 Por Isaac López
Toda nación necesita mitos y símbolos, imágenes poderosas que otorguen orgullo e identidad, sentido de pertenencia, patriotismo. Pero ni símbolos ni imágenes alcanzan para explicar un proceso complejo.
Manaure
Manaure

Y vivimos en un tiempo donde pretende idiotizarse a la sociedad, donde hay que entregarle a la gente capsulas de información porque nadie lee y los que lo hacen no tienen tiempo para mucha información en facebook, twtter, Linkedin... Dos intelectuales contrapuestos en la disputa actual de Venezuela nos dicen del poder de las imágenes y los relatos en la conducta de la sociedad. El historiador Elías Pino Iturrieta señala que: “A nadie escapa el perjuicio que una versión negativa sobre una parte de sus antecedentes y de sus antepasados, puede causar en la conducta de una sociedad.” Mientras que el escritor Luis Brito García sostiene: "“Con razón sicólogos como Maritza Montero han detectado la presencia de una auto-imagen negativa del venezolano, que se traduciría en patrones de conducta tales como la desesperanza aprendida o la escasa autoestima.[...] En Venezuela observamos los efectos de predicar a un pueblo durante medio milenio el racismo contra si mismo.” (Textos "Venezuela sin el siglo XIX" y "La leyenda negra de la identidad del venezolano", en Carmen Elena Alemán y Francisco Fernández (compiladores). Los Rostros de la Identidad. Caracas, Fundación Bigott, 2001, pp. 159 y 184).


Hito fundamental de la historia regional tradicional y del discurso cultural del hoy Estado Falcón lo es la fundación de Coro en 1527, hecho que se basó en el pacto entre el conquistador Juan Ampíes hijo y el jefe de los caquetíos, el Diao Manaure. El primero, hijo del célebre conquistador, parte de los tantos hispanos que se ofrecieron ante la Corona de España para la exploración y conquista del inmenso continente al cual había llegado Colón en 1492; el segundo jefe de una confederación, que de acuerdo a investigadores como Alfredo Jahn o Rafael Strauss ofrecía características únicas en cuanto a su extensión y dominio sobre otros grupos y territorios.


La historiadora Inés Quintero apunta en publicación reciente titulada "Manaure, cacique de los Caquetíos aliado de los conquistadores", que: "Los indios Caquetíos habitaban los territorios que en la actualidad corresponden al estado Falcón. Manaure, cacique de estas comunidades, mantuvo desde 1522 una alianza con Juan de Ampíes, conquistador español, a través de dos emisarios suyos. Este acuerdo se vio fortalecido cuando Ampíes rescató y regresó a su lugar de origen a varios indígenas Caquetíos que habían sido sometidos a la esclavitud por traficantes de esclavos; entre los indios rescatados había varios familiares de Manaure." Más adelante expresa la profesora jubilada de la Escuela de Historia de la UCV y miembro de número de la Academia Nacional de la Historia: "En 1527, Juan de Ampíes envió a su hijo del mismo nombre a encontrarse con Manaure, quien lo recibió cargado en una hamaca y acompañado de un numeroso grupo de indígenas adornados con prendas de oro y vistosas plumas, en clara demostración de su poder y riquezas. Este encuentro favoreció la fundación, ese mismo año, de Santa Ana de Coro, primera ciudad establecida en el continente. Poco tiempo después, en 1528, Carlos V cedió a los banqueros alemanes Welser la exploración y conquista de estos territorios. A partir de esta nueva situación, no hubo entendimiento entre los Welser y el cacique Manaure; la decisión de este último fue retirarse tierra adentro con su gente, sin ofrecer resistencia" (Inés Quintero. No es cuento, es historia. 2021).


El abogado, fotógrafo y difusor de contenidos históricos Alfredo Campos Loaiza, escribe en su cuenta de facebook: " La monumental escultura de Alejandro Colina en donde muestra al Caique Manaure extendiendo su brazo ha sido objeto de polémica y malos entendidos. Muchos sacan sus conclusiones pretendiendo hacer ver a Manaure entregando a Coro sin oponer resistencia a Ampies y los Españoles, pues resulta que la historia es otra. Corsarios españoles invadieron territorio Caquetio en la península para secuestrar a Judibana (Hija de Manaure) y su pareja, el Cacique Hurehurebo, con varios Caquetios para ser vendidos y esclavizados en la Isla La Española, hoy República Dominicana. Ampíes al conocer de estos desmanes intercede para rescatar a Judibana y su pueblo y regresarlos a manos de Manaure. Manaure o el Diao (el rango más alto entre los Caciques y el único conocido) gobernaba al pueblo Caquetío desde el territorio de lo que hoy conocemos como el Estado Apure, pasando por Lara, Yaracuy, Falcón hasta llegar a las islas de Aruba, Curazao y Bonaire, conocida anteriormente como las islas de los gigantes. El Diao al conocer la noticia del retorno de su hija reúne a su pueblo para el encuentro de bienvenida a Ampies y los Españoles y es cuando un 26 de Julio de 1.527 se funda la Ciudad de Coro. Hubo aquí el primer pacto diplomático en Suramerica, los primeros bautizos y el primer matrimonio que propició nuestro mestizaje, entre una hija de Manaure (llamada Cubana) y un nieto de Juan de Ampíes."


Y luego: "Así que cuando veas la escultura de Manaure extendiendo sus brazos mostrando las riquezas de nuestra tierra piensa que es símbolo de la grandeza y generosidad de nuestro antepasado que siendo un hombre de gran poder y sabiduría nunca dejó de ser humilde, y gracias a eso propició la creación de lo hoy es Venezuela y la América hispana, hace 494 años atrás." (Cuenta Facebook. 25 de julio 2021). Por su parte, el Ingeniero Químico, político y articulista falconiano Jesús Borges, señala: "Me llamó la atención, una invitación que realiza el Instituto Cultural del Estado Falcón a propósito del próximo Aniversario de Santa Ana de Coro y donde se resalta la figura del Cacique Manaure, y llama la atención que a 19 años del Proceso de la Revolución Bolivariana sigamos cayendo en esas incoherencias. Chávez fue el motor del rescate de los pueblos originarios, tanto de nuestro país como de Nuestra América, Chávez levantó las banderas de Guaicaipuró [sic], Tiuna, Tamanaco, de las comunas indígenas paraguayas, Lempira, Tupac Katari y abrazó con fuerza la causa de los pueblos originarios, de aquellos que en desventaja técnica enfrentaron a los representantes del colonialismo español, hoy viene Incudef a levantar las banderas del Cacique Manaure, uno de los pocos originarios que se entregaron al colonialismo español, que le dieron bienvenida, que no resistieron, Manaure fue el propio Malinche azteca en tierras de la Curiana."


Prosigue el activista político: "Si nosotros reivindicamos, como lo hace hoy el Incudef la figura de Manaure, estamos invitando a la ayuda humanitaria promovida por el Departamento de Estado del gobierno gringo, estamos diciendo que no vamos a luchar si se da esa invasión, es un mal mensaje, Incudef debe rectificar, el mensaje subliminal de Incudef es restaurador de la IV República, nuestra línea histórica como habitantes de la corianidad es Bacoa, José Leonardo Chirino, Miranda, Josefa Camejo, Ezequiel Zamora, Miguel Noguera, Chema Saher, Ali Primera que se contrapone a la línea histórica de la restauración oligárquica que es Manaure, Ampíes, Domingo Monteverde, Juan Crisóstomo Falcón". ("INCUDEF del Estado Falcón: el diablo está en los detalles". 17 de julio 2018. Disponible en: https://www.aporrea.org/cultura/a266461.html Consultado el 23-10-2021, 9: am)


Simón Petit, Director de Cultura del Estado Falcón entre 2002 y 2017, me escribe por whatssap: "Hay una obsesión en decir que Manaure fue entreguista. Y eso es desde hace años. Estando niño -imagínate- escuchaba que Manaure no tuvo bolas porque no peleó como Guaicaipuro." La disputa por las significaciones del Pacto Ampíes-Manaure no cesa, es como la participación de Bolívar en el fusilamiento de Piar o los pormenores de la muerte de José Antonio Anzoátegui, objeto de discusiones y peleas lo mismo en los espacios académicos que en los botiquines de esquina.

¿Por qué se producen tales controversias? ¿A dónde nos conducen?


Lo cierto es que ni Manaure tuvo hijas llamadas Judibana y Cuabana, ni existió un cacique nombrado Hurehurebo. Eso es invento de Aníbal Hill Peña y de Bhilla Torres. Nii su alianza con Ampíes puede considerarse un pacto diplomático, pues esas son concepciones de finales del siglo XIX y del XX. Ni el Diao fue un entreguista, ni representa una línea oligárquica, ni podemos manipular la historia por los intereses político-partidistas del hoy. Tanto opinador, sin base ni sustento, ni formación, hablando, opinando y dictando cátedra en estos medios ¿no hace más confuso el panorama? ¿No es acaso tiempo de responsabilidad y de seriedad en la transmisión de contenidos históricos a ver si algo aprendemos de todo lo que nos ha pasado? Escribir en el espacio público supone una especial responsabilidad para cualquier profesional universitario.


La Historia sirve para conocer la historia, como el Derecho para conocer los fundamentos de la ley, y la Ingeniería Química para el manejo delos procesos respectivos. Solo el conocimiento serio y responsable de nuestro devenir histórico podrá llevarnos a la conformación de verdaderos sentimientos de ciudadanía y pertenencia. A una identidad que no se confunda con parroquialismo. El destacado historiador John V. Lombardi en su libro Venezuela. La búsqueda del orden, el sueño del progreso, señala que Manaure logró pactar con Ampíes y los suyos en base a venderles esclavos de otras etnias existentes en la comarca. Es decir, sometiendo a jirajaras, coyones y otros grupos y vendiéndolos a las naves hispanas el jefe de los caquetíos logró salvar a su pueblo del exterminio. Más leña para la controversia, pero tampoco ofrece fuentes para confirmar tan terrible afirmación. Y la historia no es cuento, y se escribe con fuentes.

.

Fuente www.eneltapete.com - www.misrevistas.com

Temas Relacionados