Edgar Perdomo: ¡Señores, Canuto (el alacrán Brito) está mal!

Opinión 06 de noviembre de 2021 Por Edgar Perdomo
Edgar Perdomo
Edgar Perdomo

Auditórium

Edgar Perdomo Arzola - [email protected]

¿Cual es el objetivo de los politiqueros candidatos del 21N, en Venezuela? No es mas que una Toyota 4Runner 2022, y los que ya tienen una, ven por la segunda, y por la tercera blindada, lo demás son falacias de politiqueros corruptos. Anónimo.


Seguimos siendo inmensamente ingenuos mientras nuestros ciudadanos venezolanos viven momentos de tragedias, y dolor por la situación económica de la patria, y por el lamentable deterioro del joven venezolano, que para mal o para bien, son la generación de relevo del país, pese a la críticas en contra del actual gobierno bolivariano, y los señalamientos por manejar mal esta situación, el venezolano que no ha emigrado, intenta salir ‘matando tigres’ de la postración social en la que vive estos últimos cinco años. Para muchos ciudadanos, especialmente para aquellos quienes se creen con el derecho a juzgar, la perdida de las elecciones regionales por parte del gobierno del 21N,  que  seria una buena señal de reprobación de los que detestan a Nicolás Maduro sin mayor fundamento, que la  visceralidad de no compartir su pensamiento, y donde contradictoriamente, algunos comerciantes de la política que lo critican, buscan hacer negocios tras bastidores con su gobierno, y por otro lado lo critican, y lo señalan; desde esta república venezolana, donde el suscrito aguanta esta pela; aun sobreviviendo dentro de la otrora Venezuela una de las naciones más felices del mundo, en la que hoy pocos se ríen, y festejan  mientras ven morir a otros venezolanos de mengua, en la que muchos comerciantes árabes, y chinos roban, especulan, y explotan al pueblo venezolano a sangre fría impunemente.

Mientras destilan un ataque de risa por lo que hacen,  otros festejan en voz bajita a medida que mutilan, el mísero salario del trabajador,  y gozan como si fuera un chiste más para contar.              

Muchos esperan el momento para celebrar la victoria del 21N, bajo una hipócrita criticonería,  pretendiendo juzgar a los que de buena fe, señalamos a una errática gestión de gobierno, en un país que pese a sus fallas, lucha por la desigualdad, mientras muchos políticos como el alacrán oportunista candidato a gobernador de Anzoátegui,  pretenden tapar las atrocidades económicas que se han cometido en estos últimos años.

Venezuela es hoy un país donde los opositores de doble moral como el alacrán, que critica a su vecino gobernador Barreto Sira, pero no es capaz de mirarse a sí mismo, y sentir vergüenza de seguir en el mismo estado de corrupción, luciendo sus lujosas riquezas, mal habidas como vehículos, ropas de marcas, prendas, y viviendas en la exclusiva zona residencial de Lecherías en Anzoátegui, impunemente  durante estos últimos tres años, sin que nadie haga, o diga nada.

Venezuela sigue dando de qué hablar por estos días con la continua emigración de sus hijos,  y siempre recuerdo, con dolor de patria, ante esta tragedia que se nos vino encima, con mucha tristeza la desaparición del humorista venezolano José Díaz Márquez, mejor conocido como ‘Joselo’, un gigante de la alegría que nos hizo reír durante décadas a muchos venezolanos quienes tuvimos  la dicha de hacernos un poco más felices con su humor característico. Joselo; fue un hombre que con su desparpajo gestual, y sus chistes actuados se burlaba de la realidad nacional, de los gobiernos de turno, y de todo cuanto se la pusieran papaya. En sus actos, y su exagerada nobleza estuvo el secreto de su exitoso humorismo  que nos contagió, y enseñó más que la terrible situación que se vive hoy en Venezuela. Allí estuvo Joselo brindándonos un momento de alegría en esta tierra del olvido. Aún tengo el recuerdo de niño, sentado frente al televisor para ver el Show de Joselo. Como no recordar a Joselo, y a muchos de sus personajes de quienes  había tanto que aprender en medio de las risas, especialmente de Canuto, pues cada vez que algo estaba descarrilado, entonces salía con sus ojos saltones, y gritaba en señal de burla “señores, Canuto está mal”. Hoy los personajes políticos del momento. Son hombres que no muestran la dignidad de un país que hoy clama por la vida, y por una mejor oportunidad. Y espero que una joven promesa de la política anzoatiguense como Luis José Marcano, sea favorecido con el voto popular este 21 de noviembre, y haga una gestión de gobierno aceptable, que le de calidad de vida al sufrido pueblo anzoatiguense, y no nos decepcione, desde aquí mi fraterno saludo por ese éxito que vendrá.

Moraleja: ¡Betulio nunca cayó! El mito se recuerda con cierta frecuencia: el boxeador venezolano Betulio González dominaba la pelea contra el tailandés Venice Borkhorsor cuando de pronto cayó a la lona, perdiendo por KO. El comentarista de la pelea, continúa la leyenda, describía: “¡Pega Betulio, pega Betulio, pega Betulio… se cayó Betulio!”. Una parte del mito señala a Carlitos González como el comentarista de aquel combate. Es un primer elemento falso: la transmisión estuvo a cargo de Miguel Thodé.

Usan el ejemplo de la supuesta narración para comparar lo ocurrido con el púgil zuliano en Bangkok contra Venice Borkhorsor con las situaciones donde alguien parece estar ganando, y al final es derrotado. Son increíbles cuántas personas aseguran haberse despertado muy temprano el 29 de septiembre de 1972 para escuchar la transmisión de la pelea del campeón venezolano, desde Tailandia. Se trataba de la defensa del título. “Recuerdan” cuánto se emocionaron pensando que Betulio González ganaría la pelea, motivados por lo que dicen que comentaba Miguel Thodé, cuando Betulio cayó a la lona. 

La verdad es que ese round no terminó así. Betulio González abandonó la pelea, que se decidió por KO técnico. 

El propio púgil lo precisó años después, de acuerdo con una cita de Aristóteles Soto en una crónica publicada en 2013: “A mí nadie me llevó a la lona, a pesar de haber perdido cuatro veces por nocaut, porque esos fueron nocaut técnicos (los árbitros detenían la pelea, ya sea por una herida o por estar en malas condiciones, pero jamás me hicieron tocar el piso”. 

De aquella pelea en Tailandia, años después, Miguel Thodé le contó a René Rincón en su programa “Hoy no es hoy”, en la emisora venezolana Radio Deporte 1590 AM: “En 1972 cuando nosotros íbamos en el minibús a la pelea contra Borkosor en Tailandia, Betulio mandó a parar al conductor diciéndole que había dejado las bolas en el hotel, todos reímos ante su chiste. Luego, cuando Betulio abandonó el combate,  yo recordé lo sucedido en nuestro auto y dije que Betulio había dejado el ‘corazón’ en el hotel. Además comenté en la transmisión que él no tenía derecho a abandonar porque ese título no era de él ya que en realidad era de Venezuela. Por eso me declararon persona non grata en Maracaibo y de allí nació el famoso sketch de Joselo”. Betulio González fue un indiscutible ídolo del boxeo mundial, inmenso orgullo zuliano, y Miguel Thodé fue una autoridad frente a los micrófonos. De lo único que se le puede “acusar” es de cuánto le emocionaba transmitir la victoria de un venezolano. Tal vez por eso el comediante José Díaz, Joselo, tuvo el sketch en su show de televisión, escrito por el libretista Menéndez Bardón, en el que el personaje “Canuto”, un empleado copeyano que vivía con el temor de ser despedido, parodiaba a Miguel Thodé en una narración ficticia, en la que al final, el rival de Betulio lo tiraba a la lona, evento que nunca sucedió. De acuerdo con la trama, finalizaba en el mismo tono que Thodé: “Señores, se le doblan las piernas a Canuto, Canuto está mal”.  Tal era el impacto de los tres personajes: Betulio, Joselo y Miguel Thodé, que casi cinco décadas después, hay quienes están convencidos de haber oído la transmisión original y otros más osados hacen supuestas “citas textuales” en artículos de opinión y en comentarios de redes sociales. Fin de la moraleja. Fuente: Mari Montes.

Temas Relacionados