Catania

Nelson Rojas: EL MOSCARDÓN HECHO PERSONA

Opinión 02 de diciembre de 2021 Por Nelson Rojas Gutiérrez
Moscardones
Moscardones

Este fue publicado el 11 de marzo de 2021 /contenido/3899/nelson-rojas-las-asechanzas-de-los-moscardones

PENSAR, DECIR Y HACER   

 Nelson Rojas - [email protected]


“Cuando una paloma empieza a juntarse con un cuervo, las plumas permanecen blancas, pero el corazón se torna negro”. Proverbio alemán. 

 

La persona que no siente remordimiento en perjudicar a otra, jamás va a cambiar, no importa que tan fuerte lo pretendas, no importa cuántas estrategias pongas en práctica. Intentarlo, es una total y completa pérdida de tiempo, además, en esos intentos te puede absorber toda la energía que tengas para arrastrarse hacia su toxicidad. 

No seas una más de sus víctimas. De las personas tóxicas es mejor tomar distancia. De no hacerlo caes en sus garras, te involucra en sus tropelías y  te pierdes. Es sabido que entre la mosca, el moscón y el moscardón, hay que tener cuidado con el moscardón. La moscada de éste díptero hecho persona es mortal. Su toxicidad es notoria.

Es la auténtica persona narcisista que  solo piensa en sí misma, es envidiosa, displicente,  intrigante y egoísta y mal hablado. Todos sus movimientos son premeditados, con tal de beneficiarse. No hay que ser uno más de sus víctimas.  Las personas tóxicas son esas que se acercan a ti sin tanto ruido, ganándose tu confianza, abriendo su corazón, mostrándote una parte de ellos, que es una completa mentira.

Fingen ser alguien que no es, para acercarse y penetrarte. Apelan a tu lado empático para conectarse y ganarse tu confianza, y una vez que te tienen empiezan a dejar salir su verdadera naturaleza; poco a poco inician un juego de manipulación, te confunden, te llenan de mentiras, tergiversan tu realidad y hasta te hacen creer que estás perdiendo la cordura. Cuando te das cuenta que algo està mal e intentas hablarlo, se inquietan. Las personas tóxicas después que dejan salir su verdadera esencia, empiezan un tire y jala con tus emociones.

Un día te muestran todos sus colores grises y negros, se irritan por todo lo que haces y lo que eres, te hacen sentir una persona estúpida, mediocre, y cuando sienten que te empiezas a alejar, cambian por completo, se vuelven los más amables, los más amorosos, te piden disculpas, reconocen algunas faltas y hacen promesas absurdas. Estas personas son dañinas en extremo.

Absorben tu alma hasta que ya no quede nada de ti.  Los tóxicos son los genuinos moscardones, la propia mosca que revolotea sobre el árbol que da sombra. Son parásitos, plagas víricas, que entran e invaden tu espacio con mucha precisión  e inteligencia; su objetivo es sacarte provecho y crearte problemas de todo tipo. 

Los moscardones son tóxicos y están presentes en todos los ámbitos del quehacer humano, en lo social, familiar, económico y político, sobre todo en lo político, se pegan como garrapatas sobre quienes detentan el poder. Son la más clara expresión de arribismo trepador que ocultan la traición entre compartimientos cerrados.

Utilizan las instituciones del gobierno para lograr sus aberrantes prácticas corruptas. No ayudan, no aportan nada y las propuestas que formulan son pantomimas cargadas de falacias.

Son los propios falsarios y oportunistas, muy habilidosos en ganarse la confianza de sus víctimas para lograr prebendas y delinquir. Son gozones aliados al poder, afanosos de sacarle provecho y placer a la vida  con la menor cuota posible de trabajo y sacrificio. Son las 5tas columnas del infortunio. Ojo avizor.

Funeraria Jardines de San Felipe

Noticias Relacionadas